Mensajes Positivos – Mensajes de Reflexion: Mi Padre

utilizado 2

Mi padre se llamaba Moisés. Era hijo de Miguel y de Lea. Fue hermano de Marcos y de Rubén. Fue el marido de Miriam. Fue el padre de Horacio y de mí. Era el abuelo de Iván y de Javier. Cuando murió, hace dos días, tenía 85 años.
Mi padre no fue un gran hombre. Pero hacía el más sabroso café con leche que jamás probé. Nos los preparaba cada mañana a Horacio y a mí, cuando íbamos al colegio, y nos los servía con unos enormes panes con manteca y dulce.Mi padre no fue un gran hombre. Pero pelaba las naranjas como nadie. Las dejaba sin un rastro de ollejo, brillosas, lisas, tentadoras. Yo no quería comer naranjas si no las pelaba él.Mi padre no fue un gran hombre. Pero llenó de libros nuestra casa de la infancia y los dejó absolutamente a nuestro alcance. Nunca dijo ‘ese libro no es para vos’. Y así aprendimos a amar la lectura desde chicos. Todavía hoy leo como entonces, como él. Con voracidad, con desorden, con placer. Mi casa está llena de libros, las bibliotecas son los muebles principales.Mi padre no fue un gran hombre. Pero a los 84 años aprendió a hacer señaladores de cuero, con sus dedos agarrotados, y me regaló uno, simple, bello y austero, con el que hoy guío mis lecturas.
Mi padre no fue un gran hombre. Pero cuando yo tenía 10 años y Horacio 7 y vivíamos en La Banda, Santiago del Estero, compró entradas y un 9 de julio nos llevó a la cancha del Club Mitre a ver a River, que venía de gira. Seguimos el partido subidos a un sulky, porque no había lugar para nadie. Fue la primera vez que vi a River, y lo vi con Carrizo, con Lostau, con Labruna, con Pérez, con Pipo Rossi. Mi padre era hincha de Independiente, nosotros nos hicimos de River.
Mi padre no fue un gran hombre. Pero nos llevaba cada domingo a la cancha a ver a Central Argentino, de La Banda, a pesar de que él era hincha del eterno rival, Sarmiento. Y hasta se alegraba con nosotros si ganaba Central.
Mi padre no fue un gran hombre. Pero una tarde de mi adolescencia, en la trastienda de la farmacia que él y mi madre tenían en La Banda, me explicó cómo se hacían los chicos. Tartamudeaba y estaba rojo y sudoroso. Yo ya sabía, pero me fascinó su explicación.
Mi padre no fue un gran hombre. Pero cuando hice mi viaje de egresado, en tren desde Santiago a Mendoza con mis compañeros del Colegio Nacional Absalón Rojas, me llamó aparte en el andén y me dio tres preservativos. ‘Tomá, por si los necesitás’, me dijo. Y otra vez estaba rojo y sudoroso.
Mi padre no fue un gran hombre. Pero un día, cuando cumplí doce años, se apareció en casa con el curso de dibujo de Los Doce Famosos Artistas como regalo. Y yo, que amaba las historietas, tuve como profesores a Hugo Pratt, a Alberto Breccia y a otros así.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero cuando me acariciaba, y me acariciaba mucho, tenía las manos tibias; y cuando me besaba, y me besaba mucho, tenía los labios suaves y húmedos.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero un día, cuando un chico más grande que yo, uno de los pesados de la cuadra, me estaba dando una paliza en plena calle, él apareció de la nada y cagó a patadas en el culo a mi enemigo.

Mi padre no fue un gran hombre. No me enseñó a manejar, pero resultó lo bastante confiado como para dejar las llaves del auto a mi alcance, de manera que una siesta las agarré, subí al Fiat 1500 verde y debuté por mi cuenta paseando durante dos horas, maravillado de que semejante artefacto respondiera a mis movimientos. Cuando se lo conté, mi padre sonrió casi complacido, casi aliviado.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero venía a verme cuando yo jugaba al basquet en los infantiles y en los cadetes del Club Olímpico y, al principio, me llevaba a los entrenamientos, y a mi hermano también. Y aunque él era un patadura, yo, creo, jugaba para él, para que él me admirara.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero, aunque jamás aprendió a andar en bicicleta, me sostuvo en la mía y no me soltó hasta que pude mantener el equilibrio por mí mismo. Y yo sabía que no me iba a dejar caer.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero lagrimeaba de orgullo cuando nos presentaba a Horacio y a mí y decía ‘Estos son mis hijos’. Lo decía con el mismo énfasis cuando éramos chicos y cuando nos hicimos hombres.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero nadie sabía contar ‘El patito feo’ como él. Y nadie tuvo su paciencia para narrármelo una y otra vez, siempre con el mismo entusiasmo, cada siesta y cada noche de mi niñez temprana, respetando mi necesidad de volver a oír mi cuento favorito.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero todavía a sus ochenta y pico era capaz de poner inyecciones como nadie, sin que sintieras ni el pinchazo ni el dolor. Muchas veces preferí inyecciones a otro remedio, porque sabía que estaba él para ponerlas.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero descubría siempre los mejores chocolates.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero hasta el último domingo de su vida leyó el diario de pe a pa y era un interlocutor informado y apasionado de los sucesos del mundo y de la vida.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero amaba el cine y las películas y nos enseñó a amarlas junto a él; nos llevaba a las matinés del cine Renzi y a los estrenos del Petit Palais, del Grand Splendid, del Select o del 25 de Mayo. Disfrutaba como un chico de las de cowboys y hacía el sacrificio de llevarnos cinco días seguidos a ver ‘La Cenicienta’ o ‘Sansón y Dalila, con Víctor Mature y Hedy Lamar. Ahora, en sus últimos tiempos, seguía contando escena por escena, como un personaje de Manuel Puig, cada película que veía en el cable, y lloraba de emoción o de bronca, según fuera una escena de amor o de injusticia.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero era el mejor público para contarle un chiste. No había que hacer grandes esfuerzos narrativos, él se descomponía de risa por el sólo hecho de saber que era un chiste.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero cada vez que mi madre se lo pedía era el mejor ayudante de cocina. Nunca vi a nadie batir claras a nieve, como él. A mano.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero tenía la letra más bella y firme que yo conozca. Me fascinaba ver cuando escribía cartas, cuando firmaba boletines o cuando hacía los discursos que después leía en las reuniones de la colectividad judía santiagueña; yo observaba hipnotizado cómo iba surgiendo sobre el papel el dibujo de su caligrafía y cómo él mismo disfrutaba mientras su mano cobraba velocidad, calor e inspiración.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero me enseñó, con sus actos, que un hombre sí puede llorar. El lloraba de emoción o de dolor.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero supo despedirse antes de partir. El domingo a las cinco de la mañana me desperté y no pude volver a dormir por un largo rato. Era una hora silenciosa y quieta. De marea en baja. Entonces supe que, en la sala de terapia intensiva del hospital, él estaba muriendo. Que me despertaba suavemente, como cuando en las mañanas frías del colegio se acercaba a mi cama, me tocaba suavemente el hombro y me decía, en un susurro, ‘Pichu…arriba’. Y que esta vez lo hacía para despedirse. En mi cama, en la oscuridad, no luché contra el insomnio, simplemente me despedí de él, le deseé buen viaje, le agradecí lo que tenía que agradecerle y le hice saber que, por mi parte, no había cuentas pendientes entre nosotros. Ninguna. Me dormí nuevamente a las siete y el teléfono sonó a las ocho para pedirnos que fuéramos con urgencia al hospital. Entonces le dije a Marilén: ‘Mi Viejo murió hoy a las cinco y media, es eso lo que nos van a informar’. Un par de horas después, nos entregaron un certificado de defunción que decía: ‘hora del fallecimiento: 5:30’.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero enfrentó a la muerte entero y vivo. Peleó con sabiduría, conocedor de que la batalla sería posible mientras hubiera equivalencia. Cuando sintió que ya estaba, que había hecho lo suyo, que las reglas de juego habían dejado de ser parejas, dijo basta. No lo dijo como un derrotado. Había comido una porción de las grandes (como a él le gustaban) de la vida; su último año y medio había sido de placer, de reivindicación y de buena vida. Entonces decidió que estaba a punto y murió. En su muerte, fue un modelo. Y no es poca cosa.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero murió como un señor. Sin degradarse, sin deterioro, sin corromperse, como una persona íntegra y consciente. No huyó, no tuvo miedo, llegó vivo a su muerte. Y cuando lo vimos, antes de ocupar su cajón, su rostro era plácido, pacífico, como quien sueña sueños íntimos y felices o como quien observa deslumbrado algo que lo hará feliz pero de lo que no quiere hablar. Era, en ese momento y en ese lugar, en la morgue del hospital, nada menos, un viejo hermoso y sereno. Así nos despidió. Soltándose, soltándonos.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero fue honesto.

Mi padre no fue un gran hombre. Pero fue amoroso.

Mi padre no fue un gran hombre. Y no importa. Los grandes hombres ocupan, a veces, demasiado lugar. Asfixian. Y son acreedores de deudas que nos hacen la vida más pesada. Visto así, por suerte, mi padre no fue un gran hombre. En muchas cosas fue sólo un pequeño hombre. Pero más allá de todo fue algo más difícil y más importante.

Mi padre fue un buen hombre. Agradezco eso. Gracias, papá, por tu vida.

Sergio Sinay 1 de junio de 1999, el día después del entierro de mi padre

Fuente: http://www.vidapositiva.com/






Anuncios

Mensajes de Reflexion – Mensajes Positivos: Que tengas un poco de todo

022

Sensibilidad: Para no pasar indiferente ante las bellezas de la vida.

Coraje: Para dejar tu timidez a un lado y poder realizar lo que tienes en mente.

Solidaridad: Para no pasar indiferente ante el sufrimiento de la humanidad.

Bondad: Para no desviar los ojos de quien te pide una ayuda.

Tranquilidad: Para cuando llegue el fin del día, puedas dormir como un ángel.

Alegría: Para que la distribuyas, colocando una sonrisa en el rostro de alguien.

Humildad: Para que reconozcas aquello que no eres.

Amor Propio: Para que puedas percibir tus cualidades y te guste lo que veas por dentro.

Fe: Para guiarte y mantenerte de pie.

Sinceridad: Para que seas verdadero, gustes de vos mismo y vivas mejor.

Felicidad: Para que la descubras dentro tuyo y la des a quien la necesite.

Amistad: Para que descubras que quien tiene un amigo, tiene un tesoro.

Esperanza: Para creer en la vida y sentirte un eterno niño.

Sabiduría: Para comprender que sólo existe el Bien.

Deseos: Para alimentar tu cuerpo, dando placer a tu espíritu.

Sueños: Para alimentar tu alma todos los días.

Amor: Para que tengas a alguien a quien amar y sentirte amado. Para que desees tocar una estrella y sonreír por la luna. Para que sientas que la vida es bella. Para que descubras que existe un sol dentro tuyo. Para que seas feliz cada amanecer y sepas que, el Amor es la razón mas grande para vivir.

Gentileza, Marian Benedit – Argentina –

FUENTE: VIDA POSITIVA







Mensajes Positivos – Mensajes de Reflexion: Ser feliz…

utilizado 1

Puedes tener defectos, vivir ansioso y estar irritado algunas veces, pero no te olvides de que tu vida es la mayor empresa del mundo.Solo vos puedes evitar que ella vaya en decadencia.
Hay muchas personas que te precisan, admiran y te quieren.Me gustaría que siempre recordaras que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, caminos sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.Ser feliz no es solo valorizar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.No es apenas conmemorar el suceso, sino aprender lecciones en los fracasos.No es apenas tener alegría con los aplausos, sino encontrar alegría en el anonimato.
Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones y períodos de crisis.Ser feliz no es una fatalidad del destino, sino una conquista de quien sabe viajar para dentro de su propio ser.
Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse un actor de la propia historia. Es atravesar desiertos fuera de sí, mas ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.Es agradecer a DIOS cada mañana por el milagro de la vida.
Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.
Es saber hablar de sí mismo.

Es tener coraje para oír un “NO’.

Es tener seguridad para recibir una crítica, aunque sea injusta.

Es besar a los hijos, mimar a los padres y tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple que vive dentro de cada uno de nosotros.

Es tener madurez para decir “ME EQUIVOQUE’.

Es tener la osadía para decir “PERDONAME’.Es tener sensibilidad para expresar “TE NECESITO’.Es tener capacidad de decir ‘TE AMO’.Deseo que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades para ser feliz…
Que en tus primaveras seas amante de la alegría. Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduría. 
 

 

 

Y, cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo.Pues así serás cada vez más apasionado por la vida.Y descubrirás que…Ser feliz no es tener una vida perfecta.Sino usar las lágrimas para regar la tolerancia.Usar las pérdidas para refinar la paciencia.Usar las fallas para esculpir la serenidad. Usar el dolor para lapidar el placer.Usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia.Jamás desistas.Jamás desistas de las personas que amas.Jamás desistas de ser feliz, pues la vida es un espectáculo imperdible.  

 

 

Gentileza, Marian BeneditFuente:
http://www.vidapositiva.com/
 

Mensajes Positivos – Mensajes de Reflexion: Nuestro Espíritu

004

Están los que llevan amuletos.

Los que hacen promesas.Los que imploran mirando al cielo.Los que creen en supersticiones.

Y están los que siguen corriendo cuando les tiemblan las piernas.Los que siguen jugando cuando se acaba el aire.

Los que siguen luchando cuando todo parece perdido.
 
Como si cada vez fuera la última vez.
 
 Convencidos de que la vida misma es un desafío.
 
Sufren.

Pero no se quejan.

Porque saben que el dolor pasa.
El sudor se seca.

El cansancio termina.

Pero hay algo que nunca desaparecerá:

La satisfacción de haberlo logrado.

En sus cuerpos hay la misma cantidad de músculos.

En sus venas corre la misma sangre.

Lo que los hace diferentes es su espíritu.

La determinación de alcanzar la cima.

Una cima a la que no se llega superando a los demás.

Sino superándose a uno mismo.   

 

 

Gentileza, María Laura Castelli
 






REFLEXION, MENSAJES POSITIVOS: PASADO, PRESENTE, AMOR, PERDON, CULPA, RESPONSABILIDAD, METAFISICA – ENCUESTA ANONIMA, PARTICIPA :)

POST 9

Sobre el Pasado y el Presente:

El ayer no existe como presente, pero si existe como parte de nosotros mismos, la mejor prueba es como nos amarga, a cada uno, con las vivencias del pasado.

La prueba irrefutable del que el pasado existe son los mandatos que cada uno recibió, y si vamos mas profundo la Genética y el ADN.

Por ello una cosa es negar el pasado y otra es vivir en el.

En realidad el pasado vive en cada uno, en la medida y trascendencia que nosotros mismos le damos.

Solo cada uno de nosotros somos los responsables de la importancia que asignamos a cada hecho del pasado.

Por ello el budismo ZEN, un budismo de meditación, trabaja solamente con el hoy, el famoso – AQUÍ Y AHORA –

Si realmente lo pudiéramos internalizar en parte, sufriríamos mucho menos por lo que nos paso, juzgaríamos menos al pasado y a las personas del pasado y estaríamos mas libres, mas livianos.

Yo recuerdo una Jefa que tuve, que quería borrar determinados recuerdos de su mente. Es interesante, la ciencia esta trabajando sobre ello. Por Internet, por Google podes encontrar bastante sobre ello, luego habrá que separar la paja del trigo.

Las actitudes del presente de cualquier persona, te muestra como esta, y como es la persona en esos momentos, no siempre somos iguales, a veces mejores, a veces peores.

 Si, lo que hay marcado en el tiempo, es una Tendencia.

 Cuando se visualiza la tendencia, visualizas con bastante claridad, el posible futuro comportamiento, o conducta. 

 

Sobre el desgaste del Amor en la Pareja.

En lo personal, lo visualizo – al Amor- como una hermosa estatua de dos personas entrelazadas. A medida que vienen los desencantos, las agresiones mutuas, las desilusiones, etc., de esas estatuas entrelazadas van cayendo en cada acto descripto, parte de ellas mismas, hasta transformarse en una imagen deformada de lo que al principio, donde todo era puro y bello. Una figura grotesca de lo que fue. Así lo viví yo con algunas de mis parejas del pasado, si tuviera de hacer una imagen.

Por ello creo que como en todo, lo mejor es retirarse a tiempo. Se evitan dolores innecesarios.

Sino existe el AMOR, no tiene sentido cualquier acción posterior, a nuestra edad, si podemos entender esto, basta con que uno no sienta AMOR, para que el otro deje de intentar, no tiene sentido intentar. Estoy escribiendo de AMOR, no de que alguien nos gusta o nos atrae.

Mi actual AMOR por Irlanda es correspondido desde hace mas de dos decadas, y hoy nos encontramos en la lucha por sobrevivir, unidos, mas tambien cansados, mental y fisicamente, pero sobre todo priva el nuestro AMOR, que nos funde en una sola persona, en una Unidad de Amor. 

 

Sobre la Espiritualidad y el Perdón:

Las actitudes del pasado, que se olviden, se perdonen.

El perdón nos libera.

En la madurez de una persona que ha sufrido mucho, y que comienza un camino de paz interior, una necesidad de paz interior, creo que a nuestra edad, que tal vez debería ser la mejor edad  – una combinación de la experiencia con la no-vejez –

Escribía: creo que a nuestra edad, debemos buscar con ahínco una paz espiritual interior, porque la merecemos sobre todo, y también porque después de 50 años de vida, la necesitamos.

La Metafísica, su estudio y su práctica son un buen camino, más no el único, hay muchos y buenos, depende de con cual nos identifiquemos.

Sin practica no hay resultado alguno, esto es válido para todos, en cualquier disciplina.

Perdón es Liberación.

Insisto también en que: Perdón NO es avalar acciones.

Perdón es solo perdonar. Y no es poco, por cierto.

Siento que nos liberamos de mucha carga.

Que a veces cuesta, si, cuesta mucho, pero si vamos haciendo una practica constante del perdón, finalmente será como respirar, nos habremos liberado espiritualmente, en gran medida.

Yo siento que hay que perdonar a todos aquellos a los que podamos perdonar.

Y claro, perdonarnos a uno mismo PRIMERO, para tener más claridad para perdonar al resto. No se puede personar al resto, si no nos hemos perdonados, si nos declaramos culpables y nos sentenciamos.

No podemos sacar cadenas a otros, sino nos liberamos antes de las propias cadenas.

 

Sobre: La Culpa.

En lo personal, hace muchos años, reemplacé la palabra CULPA por RESPONSABILIDAD, salvo en la distinción del bien y del mal.

La Culpa solo tiene un sentido práctico social, no religioso, a mi criterio.

El sentido social de la culpa, que sintamos culpa es válido solamente para distinguir lo que esta bien a lo que esta mal. Esta bien amar, esta mal matar, a este tipo de distinciones – de blanco o negro – me refiero.

Sino distinguiéramos por la culpa, el bien del mal, seríamos todos sicópatas, seria lo mismo matar a alguien que tomarse una Coca Cola Light.

Solo en ese sentido es necesaria la culpa.

El resto es manipulación.

Sea la culpa de origen religioso, de los padres, del jefe en el trabajo, de quien sea.

Finalmente, yo creo que podes perdonarte y perdonar, porque sos un ser humano, porque sabes lo que es el sufrimiento, y porqué sabes o comenzas a intuir que te podes liberar, que podes ser FELIZ, tal vez hoy no te lo plantees, pero el camino de 10.000 millas comienza con el primer paso ( Tao- Te- Ching -, y yo siento alegria, pues intuto que muy pronto tal vez comiences a transitar este camino, y que te va a hacer muy bien, como nos haria a todos recorrerlo, siendo finalmente una Unidad Espiritual. 

 

Sobre el Perdón, la Metafísica y el Rayo Violeta

En Metafísica el rayo, el color Violeta, significa el perdón, el perdón con el olvido, el perdón sin rencor, que no es justificar al otro, sino simplemente el perdón.

La espalda de uno se comienza a liberar de tanto peso cuando comenzamos a perdonar, a olvidar.

También es muy instructivo el concepto del Círculo, todo lo que va, vuelve, los pensamientos, las acciones, todo.

Todo lo que paso, no tiene cambios, nadie lo puede cambiar, ninguno de nosotros, por mas que lo deseemos.

Todo lo que siembras AHORA, aquí y ahora, – esto es budismo ZEN, concepto de vida y meditación – lo que siembras con tus pensamientos, tus actos, es lo que recogerás mañana, esto es Metafísica y sentido común.

Y es válido para todos los seres humanos.

El camino de la espiritualidad se entrelaza en muchos senderos, el que más nos identifique nos llevara a la paz interior.

 

Tú eliges el sendero, el comienzo y la práctica depende de ti.

¡Que el Universo te proteja!

Marcial R. Candioti

22:22

Faça um desejo

swati

The best vision is insight

Misecretosdehoy

Qué bonita la vida.

Blueberry

No soy lo que escribo, soy lo que tú sientes al leerme

Sally.CS

"Érase una vez una gitana, que escribía historias de amor"

MY Alborada

Frases y fotografía poética.

A Cidade, A Estrada, O Propósito.

A cidade foi tomada pelos homens. A Queda nos atingiu, e não sabíamos para onde ir. Na estrada da vida. sinais colocados no tempo apontaram para um propósito maior do que todos nós: o Amor que transforma. Ele deu sentido à nossa existência sofrida, e agora temos como caminhar rumo à Cidade. Aqui estão alguns trechos da minha jornada. Vamos caminhar juntos?

Pensamientos y Reflexiones de una Puta

Atrévete a descubrir los pensamientos más secretos de una escort. (Sin pelos en la lengua)

Sharabeth

Walk with CONFIDENCE

Letras bohemias

Ven, acompáñame a morir y a renacer mientras escribo.

Agus Didier

Busco fracturar el silencio por medio de la letra.

cocinaitaly

comida italiana

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

Espacio de imágenes y palabras

El arte... Expresión de sensaciones, sentimientos, fantasías, ideas...

Mi café y yo.

Un café, lluvia, flores y letras.

Dave Imbernön Musical Project

Web Oficial del Compositor y Músico Dave Imbernön

Albert Ribeiro G.

"No puedo llevar un registro de mi vida por mis acciones; la fortuna las puso demasiado abajo: lo llevo por mis fantasías" MONTAIGNE

Por el hueco de la escalera

Por el hueco de la escalera se cuelan muchas cosas, así que yo las guardo en el hueco de la escalera por si me hacen falta.

DISFRUTANDO DE LAS LETRAS

SUMERGIDO EN EL MUNDO DEL ALFABETO

SV3DPRINTER

Science and technology research based on 3D and 4D Printing

Fray Jesús Manuel

Itinerario de mi existencia

textos en mentes

El amor resumido en palabras

TEMAS DE PAREJA

Todo lo que debes saber sobre las relaciones de pareja, para así poder tener una relación llena de amor y armonía.

LUCES Y SOMBRAS

"LO QUE VES... ES LO QUE HAY"

El Novato

Sitio de relatos y cuentos breves.

Meryeinyel

Poesía,infografía,crítica y frases.

Empty Words

“La coherencia es el último refugio de los carentes de imaginación”.

Anish Oza

Writes

Kamus Istilah

Yang Pernah Mbuat Aku Bingung

18Megapixel

© Michael Soriano Photography

Paco Talcós

Blog espiritual y satírico. Una visión nueva para no tomarse tan en serio.

Ankie Angie

Beauty + Fashion + Lifestyle

escritora claudia isadora fernandes de oliveira

blog para divulgar meus livros e outras cositas más q ando aprontando...;)

,

.