Reservas de Agua Dulce – Acuífero Guaraní – INFORMACIÓN: La conservación del Acuífero Guaraní en Brasil

 

Foto: latinoamerica-online.info

Por Juliana Galvão Afonso

Corresponsal en Brasil

Los vertederos clandestinos y las zonas de cultivo de caña de azúcar son los dos mayores problemas que amenazan  la preservación del acuífero Guarani en la región del estado de São Paulo, en Brasil. Ese es el resultado de un estudio del Instituto de Investigación Tecnológica vinculado al Departamiento de Desarollo Económico, Ciencia y Tecnología del Estado de São Paulo, que ha estado investigando sobre las zonas de riesgo del segundo mayor reservorio subterráneo de agua dulce del mundo.

El acuífero Guarani tiene una extensión de 1,2 millones de km² y abarca quatro payses: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Fue formado por el água que fue llenando los espacios vacíos entre los poros de las rocas. Él aún está libre de la polución, pero prácticas tales como la agricultura y el vertimiento de basura empezan los problemas.

En el estudio, los investigadores dividirán la parte del acuífero que abarca el estado de São Paulo en tres. La primera es la zona de actividades restringidas, donde están las áreas de preservación permanente y reservas forestales. Para éstas, lo mejor es promover proyectos ambientales a través de una gestión sosteible.

La segunda es la zona de ocupación restringida, áreas que ellos considerán vulnerables a la contaminación. Estos lugares son estratégicos: están a un pasito de provocar la polución del agua porque son zonas de alto valor económico que no tienen leyes para prevenir su exploración. Actividades como los cultivos agrícolas, uso excesivo de plaguicidas y desflorestación ya están presentes.

La tercera y última es la zona de recuperación ambiental, locales degradados por la erosión, los vertederos clandestinos y las favelas. Para estas, cada área necesita de reglas diferentes.

La investigación ha sido pionera. El único estudio acerca del Acuífero Guarani fue realizado en los años 1970. Los investigadores pretende que ésta iniciativa sea un ejemplo para que otros estados y países hagan lo mismo.

Reserva estratégica

Las primeras noticias acerca del Acuífero Guarani son de 1976, cuando algunos investigadores publicaran un estudio de un posible reservorio de dimensiones continentales. El descubrimiento de su extensión total y su nombre “Guarani” fueron dados sólo en los años 1990. Desde entonces fue considerada la mayor reserva de agua dulce del mundo.

Hasta 2010. En abril, investigadores de la Universidad de Pará publicaron un estudio afirmando el descubrimiento del mayor acuífero del mundo: el reserva de Alter Chão. Ésta también está en Brasil, debajo de los estados de Amapá, Amazonas y Para, y es dos veces mayor que la de Guarani. Las rocas del Alter Chão son más porosas (pues tienen más arena) y filtran mejor el agua, tornándola aún más limpia.

Ir a Fuente Original

Anuncios

Reservas de Agua Dulce: Peligra el Acuífero Guaraní por la contaminación en San Pablo

Buenos Aires, 8 de abril de 2011 (RENA). El Acuífero Guaraní, la mayor reserva regional de agua, está amenazada en San Pablo, Brasil, por vertederos de basura y agrotóxicos, según un prestigioso instituto. Por la distancia y las características del acuífero, no hay posibilidades de que la polución llegue a Argentina, confirmaron dos expertos a RENA. Si hubiera algún tipo de contaminación, confió otra fuente consultada, el problema sería grave, y por eso hay que realizar monitores constantes, en una fuente de agua que es discontinua y dista mucho del mito de “mar subterráneo”.

El Sistema Acuífero Guaraní (SAG) es uno de los reservorios de agua subterránea más grandes del mundo, se encuentra en el subsuelo de un área de alrededor de 1.100.000 kilómetros cuadrados (superficie mayor que las de España, Francia y Portugal juntas).

Está localizado en el centro-este de América del Sur, en la zona de influencia de una población estimada en 70 millones de personas. Su mayor superficie está en Brasil, con casi 840 mil km2. En Argentina abarca más de 225 mil; en Paraguay casi 72 mil; y en Uruguay 45 mil kilómetros cuadrados.

En el período comprendido entre mayo de 2003 y enero de 2009, esos cuatro países llevaron adelante el  Proyecto para la Protección Ambiental y Desarrollo Sostenible del Sistema Acuífero Guaraní que permitió profundizar los conocimientos técnicos que apuntan a desarrollar instrumentos de gestión.

Preocupación en Brasil

El Instituto de Pesquisas Tecnológicas (IPT) del sureño estado brasileño de San Pablo advirtió recientemente sobre la amenaza que sufre el acuífero por causa de vertederos irregulares de basura y agrotóxicos usados en los cultivos de caña azucarera, informó Tierramérica el 4 de abril último.
El IPT, confió a RENA Renato Blat Migliorini, de la Associação Brasileira de Águas Subterrâneas e integrante del Proyecto Sistema Acuífero Guaraní (SAG), “es una institución de gran prestigio en Brasil”, por lo que sus advertencias deben ser tomadas en serio.
Las áreas de riesgo potencial en San Pablo fueron identificadas por el IPT y otros órganos estaduales. “Evaluamos los grados de vulnerabilidad según la profundidad del manantial, la presencia de bosques nativos como protección y los tipos de materiales producidos en el suelo”, dijo a ese medio el investigador de hidrografía y evaluación geoambiental del IPT, José Luiz Albuquerque.
El trabajo dividió los 143 mil kilómetros cuadrados del acuífero en territorio paulista en tres categorías: áreas de ocupación restringida, como orillas de ríos y reservas forestales legales; de ocupación dirigida, por ser vulnerables a la contaminación; y de recuperación ambiental, ya degradadas por erosión, basurales o barrios hacinados. El mapa de riesgos orientará un proyecto de ley y medidas preventivas, se anunció.

La polución no llega a Argentina

El doctor Jorge Néstor Santa Cruz, Coordinador Técnico del Proyecto para la Protección Ambiental y el Desarrollo Sostenible del Sistema Acuífero Guaraní, confirmó a RENA que de acuerdo a los resultados de ese estudio “estas distancias no constituyen peligro de que la contaminación llegue a la Argentina”. En San Pablo, explicó, “el Guaraní está muy cerca de la superficie del terreno y tiene alta vulnerabilidad”.

Consultado por esta agencia, el doctor Mario Hernández, titular de la Cátedra de Hidrogeología de la Universidad Nacional de La Plata y ex Coordinador Nacional del Proyecto Sistema Acuífero Guaraní, destacó exactamente lo mismo. El acuífero “aflora o está a poca profundidad en el Estado de San Pablo, donde se lo utiliza para fines múltiples (servicio público, riego, industria)”, dijo.

“En Argentina en cambio es muy profundo (del orden de los 1000 metros) y su empleo es exclusivamente para balneoterapia (aguas termales)”, explicó. El experto aclaró que “estamos a mucha distancia de los focos de contaminación en Brasil, lo cual no quiere decir que en un futuro no próximo pueda afectar”.
“El punto focal más preocupante en Brasil es el Área de Ouro Preto, donde se llevaron a cabo estudios piloto en el marco del Proyecto Internacional del Acuífero Guaraní, que terminó en el año 2009”, reveló.

Ni un río ni un mar

El doctor en Ingeniería, Recursos Hídricos y Saneamiento Ambiental, Jorge Pilar, decano de la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y ex titular del Consejo Hídrico Federal (Argentina), aseguró a esta agencia que es “un mito” que el Acuífero Guaraní sea como un mar subterráneo.
Lo comparó con “bolsitas de agua” discontinuas. Hay veces que está más o menos profundo, que es dulce o salado, con alta o baja temperatura. Y al no haber continuidad, si hay un problema es puntual. Por supuesto -dijo- que un episodio de contaminación podría ocurrir y sería muy difícil de resolver. Podría, por ejemplo, filtrarse petróleo si un pozo se daña.
Por eso “hay que hacer monitoreos permanentes” y si hay indicios de polución, la situación será grave, porque se trata de “agua fósil” que fue perneando durante decenas de miles de años.

Reservorio poco explotado

De acuerdo con un trabajo de 2005 del doctor Miguel Auge, Profesor Titular de Hidrogeología de la Universidad de Buenos Aires, el Guaraní constituye uno de los reservorios subterráneos de agua dulce más importantes del mundo, con una reserva estimada entre 40 mil y 50 mil km3, volumen suficiente para abastecer a la población mundial actual (6 mil millones) durante unos 200 años, a una tasa de 100 litros/día por habitante.

El volumen explotado es “insignificante” si se lo compara con la reserva. En Brasil se emplean unos 500 pozos para el abastecimiento total o parcial de 300 ciudades de entre 5 mil y 500 mil habitantes; también se lo utiliza para la industria, para riego y para bañoterapia.

En Uruguay operan, según el trabajo, unos 135 pozos, con caudales en surgencia de hasta 400 m3/h y con bombeo hasta 1.000 m3/h. El agua se emplea para abastecimiento humano, riego, industria, secado de grano, bañoterapia y control de heladas.
En Argentina, el uso está restringido a 7 perforaciones de 1.000 a 1.300 m, situadas en Entre Ríos, que se emplean para bañoterapia y otras más someras, de menos de 200 m, en áreas donde el acuífero aflora o se ubica a poca profundidad (Misiones y Corrientes), que se utilizan para abasto humano y para riego.

En Paraguay se lo emplea para el abastecimiento de pequeñas comunidades (menos de 4 mil habitantes) con caudales escasos, dado que se capta sólo la sección superior del mismo.

“Si bien la surgencia constituye un factor favorable para la protección respecto a la contaminación, es importante señalar que en las áreas donde el acuífero aflora, en aquellas donde no manifiesta surgencia natural, o donde ésta se ha perdido debido al bombeo, el acuífero se torna vulnerable y el riesgo aumenta si en el entorno se desarrollan actividades generadoras de contaminantes (agricultura, industria, urbanas, etc.)”, advierte el estudio.

El Proyecto

Según Auge, pese a que desde 1994 las universidades de Buenos Aires y del Litoral por Argentina, las de Paraná y de Sao Paulo por Brasil, la de la República por Uruguay y la de Asunción por Paraguay, realizaron intentos conjuntos para mejorar el conocimiento del acuífero, se avanzó poco por el alto costo de los estudios.

Finalmente, en el año 2000 se logró interesar al Fondo Global para el Medio Ambiente (en inglés Global Environment Facility, GEF) para que subsidie la investigación hidrogeológica-ambiental.
El Proyecto de Protección Ambiental y Desarrollo Sostenible del Sistema Acuífero Guaraní, una iniciativa de los cuatro países para aumentar el conocimiento del acuífero y proponer medidas de carácter técnico, legal e institucional para su gestión sostenible, contó con los fondos de donación del GEF, que fueron implementados por el Banco Mundial y ejecutados por la Organización de los Estados Americanos (OEA) en el período 2003-2009, siguiendo componentes y actividades previamente definidas, de acuerdo con Luiz Amore, Secretario General del Proyecto.

Fue organizado en siete componentes con actividades interrelacionadas que permitieron caracterizar el sistema Acuífero Guaraní en función de sus particularidades y comportamiento hidrogeológico, su aprovechamiento y preservación, su relación con comunidades e instituciones, en particular las necesidades de planificación y ordenamiento del territorio para mejorar la gestión sostenible de sus aguas.

(Juan Ignacio Manchiola)

Ir a Fuente Original

Bases Militares y Tratados de libre comercio – TLCs sobre América Latina – Reservas de Agua Dulce – Nuevo Orden Mundial –

 

Ernesto Montero Acuña (Prensa Latina)* 

Las bases militares y los Tratados de Libre Comercio (TLC) de Estados Unidos con países latinoamericanos provocan rechazo en fuerzas políticas de la región, que los perciben como una estrategia para extender el dominio estadounidense. 

 Se evidencia desde el Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre Estados Unidos, Canadá y México, en vigor desde el 1 de enero de 1994, hasta las recientes bases militares en países de Latinoamérica. 

El antecedente más inmediato fue el arribo el 1 de julio de 2005 a Mariscal Estigarribia, Paraguay, de 400 marines -pertenecientes a un contingente de 16 mil- para la instalación de una base destinada al control estratégico del Cono Sur. 

Su ubicación en aquel poblado de tres mil habitantes era la más adecuada a los intereses de Washington, potenciados por el Proyecto para el Nuevo Siglo Americano de la administración de George W. Bush. 

Se ubica a 250 kilómetros de la frontera con Bolivia, en las proximidades de la que se considera la mayor reserva de gas del mundo y de importantes pozos petrolíferos sin explotar. 

Está a pocos kilómetros de la Triple Frontera, entre Paraguay, Argentina y Brasil, objetivo de sionistas, empresarios y gobernantes estadounidenses. 

También se encuentra el Acuífero Guaraní, la mayor reserva de agua dulce del planeta, capaz de garantizar, a la actual población mundial, un promedio de 100 litros de agua por persona durante 180 años. 

Es destacable que Latinoamérica constituye un objetivo estratégico para Estados Unidos, debido a que la región posee los recursos naturales que demandan países desarrollados y cuenta con un espacio geográfico relativamente poco poblado. 

Dos de los TLC anteriores fueron con Perú y Colombia, por ese orden, a punto de perder entonces el Sistema Generalizado de Preferencias Arancelarias estadounidense. 

La autorización había vencido el 30 de septiembre de 2001, pero fue restablecida por la Ley de Comercio de 2002, en forma retroactiva al 30 de septiembre de 2001, para más de cinco mil productos importados de casi 140 naciones en desarrollo, hasta fines de 2008. 

Este país mantiene tratados de libre comercio con Chile, y Centroamérica y República Dominicana, la mayoría posteriores al fracaso del Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) en el 2005. 

Se da por sentado que un TLC es un acuerdo comercial regional o bilateral para ampliar el mercado de bienes y servicios entre los países o bloques que lo integren, como es el caso de Centroamérica y Dominicana con Estados Unidos. 

Mas, este último es inequitativo -aparte de por las dimensiones económicas y geográficas de los integrantes- porque la Unión Americana conserva intactas sus medidas proteccionistas y los subsidios agrícolas, pero su contra parte ni siquiera los posee. 

Los TLC de este tipo no implican integración económica, social y política en condiciones justas y favorables para todos sus miembros. 

Priman los preceptos del neoliberalismo, desde la perspectiva del Consenso de Washington, que enfatiza lo tecnocrático y macroeconómico, a la vez que rechaza el papel del Estado en lo económico y lo social. 

Por el contrario, defienden el libre mercado capitalista como mejor garante del equilibrio institucional y del crecimiento económico de un país o grupo de ellos. 

El término Consenso de Washington, por su parte, fue acuñado en 1989 por John Williamson para las políticas fiscales y monetarias establecidas a los países en desarrollo por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Departamento del Tesoro estadounidense. 

Donde impera el neoliberalismo, grava a las mayorías y exime a las minorías, con lo que eleva la pobreza y la precariedad, deprime la demanda e ignora la necesidad del gasto público para el crecimiento-desarrollo. 

Desde 1980 hasta el 2000, Estados Unidos lo promovió en América Latina y el Caribe, a través de políticos locales, para cobrar la deuda externa y sus intereses, controlar las economías y consolidar más su dominio político sobre la región. 

Fue el causante de todos los problemas sociales de los años posteriores a su aplicación, con crisis culminante en la Argentina de 2001, aunque sus secuelas no han desaparecido. 

Analistas lo consideran vinculado al neocolonialismo histórico, “asociado a la herencia del colonialismo y a la continuidad del sistema capitalista globalizador”, desde sus orígenes hasta el presente

Durante los años setentas, muchos países latinoamericanos recurrieron a créditos de bancos o empresas multinacionales y contrajeron deudas privadas que luego se convirtieron en públicas. Al no poder amortizarlas, Estados Unidos las utilizó para establecer con ellos relaciones neocoloniales, una fórmula que José María Vidal Villa consideró en 1998 como típica de la expansión capitalista.

“Salta las fronteras e invade los territorios sin necesidad de conquistarlos y anexionarlos”, aseguró al respecto el político e intelectual de origen mexicano, asentado en España. Estados Unidos posee 872 bases militares en 40 países, incluidas las siete de Colombia, para su estrategia de dominio y control mundiales, a pesar de ser un país en crisis, o quizás porque lo es. Su producción militar representa cerca del ocho por ciento de sus bienes duraderos, cifra que se ha elevado en el cinco por ciento desde el año 2000. Se piensa que sus 190 mil soldados en el extranjero, su armamentismo y su comercio bélico pueden representan un alivio al dramático desempleo interno del 9,6 por ciento, sin excluir las aspiraciones neocoloniales.

Chalmers Johnson, profesor emérito de la Universidad de California (San Diego), considera que “lo más relevante radica en que tal despliegue es innecesario para la genuina defensa de EE.UU”, amén de provocar fricciones con otros países y “un dispendioso gasto global de 250 mil millones de dólares por año”. Alfredo Jalife-Rahme, en La Jornada de México, añade sobre el asunto que el único propósito es brindar a Estados Unidos hegemonía, control o dominio sobre el mayor número posible de países en el planeta. Desde el 2000, en Latinoamérica se combinan las bases militares tradicionales con el nuevo esquema de control diseñado por el Pentágono, mediante los llamados Forward Operation Location o puntos avanzados de operación.

También se utiliza el Instituto de Cooperación Hemisférica -antes Escuela de las Américas, desde 1946- para el entrenamiento de cientos de miles de soldados latinoamericanos en técnica de combate, tácticas de comando, inteligencia militar y torturas. Antes de que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, reclamara la Base Militar de Manta, radicaba allí el principal centro del Pentágono para el espionaje electrónico con tecnología satelital en América del Sur. Estados Unidos mantiene instalaciones de esta categoría en Comalapa, El Salvador; Soto Cano en Honduras, Liberia en Costa Rica y otras tres en Colombia: Arauca, Larandia y Tres Esquinas. También cuenta con las de Iquitos y Nanay en Perú, Mariscal Estigarribia en Paraguay, Guantánamo en Cuba, Vieques en Puerto Rico, Reina Beatriz en Aruba, y Hatos en Curazao, a las que se añaden las nuevas. Chalmers Johnson propone 10 medidas dictadas por la racionalidad para que Estados Unidos comience a rebasar su crítica situación actual, entre ellas la liquidación del imperio e invertir en campos más creativos.

De ellas, las dos últimas consisten en reducir el tamaño del ejército estadounidense y cesar la dependencia inapropiada de la fuerza militar como medio principal para intentar conseguir metas de política exterior. La estrategia de guerra y dominio neocolonial, mediante fuerzas militares que no pueden dominar al mundo, y de pactos ya fracasados, no constituyen la salida para una economía en crisis. Obama no se ha percatado de que Estados Unidos no tiene, asegura Jalife-Rahme en La Jornada, la capacidad de ejercer su hegemonía global, mientras exhibe su lastimoso poder económico lisiado. Cada vez más los analistas consideran que la mejor estrategia es rediseñar el sistema para que no se autodestruya ni liquide al resto del mundo de golpe. * Editor de temas globales.

 

FUENTE: PRENSA LATINA

Reservas de Agua Dulce del Planeta: Microbios del lago Baikal podrían utilizarse para liquidar derrames de petróleo

Novosibirsk (Siberia), 7 de agosto, RIA Novosti. Científicos estudiarán la posibilidad de utilizar microbios que habitan en el lago Baikal para liquidar consecuencias de las averías que dañan la ecología, informó a RIA Novosti el académico Mijaíl Grachov.Científicos del Instituto Limnológico (de la sucursal de Siberia de la Academia de Ciencias de Rusia), que él encabeza participaron en la expedición a Baikal, durante la cual se realizaron sumersiones en los batiscafos rusos Mir-1 y Mir-2.En Baikal habitan unos microorganismos que devoran petróleo. “Podríamos utilizarlos para liquidar derrames de ese hidrocarburo”, dijo el académico, añadiendo que todavía hace falta estudiar en qué condiciones pueden sobrevivir y conservar su propiedad de devorar petróleo dichos microbios, al encontrarse fuera de Baikal.Desde el fondo agrietado del lago se filtran al año unas cuatro toneladas de petróleo, que se consume en su totalidad por los microorganismos que habitan en Baikal. Durante una de las sumersiones realizadas, a profundidad de unos 850 metros, fue descubierto un lugar desde que se filtra petróleo en las aguas del lago.

Baikal tiene 25 millones de años, se ubica en la parte sur de Siberia Oriental. Es el lago más profundo del planeta. Fue incluido en la Lista del Patrimonio Mundial Natural de la UNESCO. Tiene 31.494 km² de superficie, 636 km de largo, 80 km de ancho y 1.637 m de profundidad. Contiene 23.000 km³ de agua, equivalente al 20% del agua dulce de todo el planeta y al 90% de las reservas rusas de tal agua. Muchos especímenes de la flora y la fauna que habitan en el lago no se encuentran en ningún otro depósito de agua del globo terráqueo.

Fuente: http://sp.rian.ru/onlinenews/20080807/115867932.html




Agua Dulce Argentina – Nuevo Orden Mundial – Bush: Desde Argentina Exportan agua a medio oriente

“El agua que se extrae aqui se lleva en contenedores hasta Escocia, donde la fracciona una empresa que integra la familia Bush. En Italia comercializan el medio litro de esa agua, ya potabilizada, a 11 euros”.

Carbajal explicó: “El agua que se extrae aquí se lleva en contenedores hasta Escocia, donde la fracciona una empresa que integra la familia Bush. En Italia comercializan el medio litro de esa agua, ya potabilizada, a 11 euros”.

Exportan agua a medio oriente

Es una historia de piratas. Vienen en barco, se llevan el agua y la venden al otro lado del Atlántico sin mayores restricciones de la estructura jurídica nacional o provincial. Así de desmedido y paradójico es cómo empresas internacionales venden por internet el agua de los ríos argentinos a Medio Oriente y África, según la versión difundida en los últimos días por el senador Ricardo Kaufmann (PJ – San Javier), y suscripta por la ONG ecologista Río Paraná SOS. Convencido de lo que denuncia, Kaufmann presentó un proyecto de ley para que la provincia regule un negocio que estaría generando millones de dólares.El agua dulce, dada su escasez en el planeta (3% del total), asoma como el mayor conflicto geopolítico del siglo XXI. Argentina dispone de mucho (22.000 metros cúbicos por habitante al año), pero mal distribuida: dos tercios de su territorio es árido o semi árido. En este escenario, la empresa Makhena SA

, con sede en Miami y sucursal en Buenos Aires, ofrece por internet agua dulce de los ríos de la llanura argentina. El Paraná es el más importante de ellos.La iniciativa de Kaufmann rebotó en los medios nacionales. En lo que dura una mañana, el senador sanjavierino se convirtió en el gurú del agua dulce. La charla en su despacho con Crítica de Santa Fe fue interrumpida por cuanta radio del país lo llamara.Él atendió a todas, con la adrenalina de quien se siente felizmente codiciado por la prensa. El último llamado lo alarmó y le hizo tomar nota: “Eran de Salta: dicen que se están llevando el agua de las napas por cañerías hacia Chile”, transmitió.

El primer artículo de su proyecto prohibiría “la exportación o envío al extranjero a título gratuito de agua dulce o potable desde la provincia en cualquiera de sus estados físicos”. Kaufmann explicó que “la provincia debe establecer reglas para la extracción del agua y administrar el recurso. Es la que debe establecer si el recurso es renovable, y por lo tanto exportable, y si lo es, cómo regularlo”.

La iniciativa propone que, si se quiere extraer agua dulce, deba pedirse permiso “al Poder Ejecutivo, con justificación de la cantidad que se pretende exportar”. La propuesta del senador del PJ pretende que “los fondos que ingresen al patrimonio provincial por tales exportaciones se destinarán con prioridad a recomponer el daño ambiental producido por las mismas”.

Algo así como romper para vender, y vender para reparar lo que se rompió para vender. Un tanto absurdo. Pero con todo, es un impulso al debate, al conocimiento de la causa, para pensar y gestionar el futuro del agua dulce.

Pa’ la vuelta. Los ecologistas aseguran que hace tiempo denuncian la fuga de agua fluvial. Consultado por Crítica de Santa Fe, Carlos Pecorari, integrante de Río Paraná S.O.S, explicó el mecanismo que utilizan las empresas internacionales: “Se llevan el agua del litoral del país en el lastre de los barcos.

Cualquier buque, para poder navegar, tiene que estar lastrado, con cierto peso para mantenerlo equilibrado. Para que pueda navegar sin zozobras, debe cargar cierto volumen en sus bodegas, así, descargan la mercadería en puerto argentino y cargan agua dulce (también en puerto argentino) para la vuelta”.

Lo que ocurre es que “no cargan agua del Río de la Plata, que está contaminado, sino del río Paraná”, concluyó Pecorari, y dejó a la luz que “la extracción de agua, entonces, tiene un doble sentido: lastrar los buques para poder navegar y luego al llegar al lugar de destino, purificar el agua y comercializarla”.

Negocio ideal. El agua cruda, que hasta hace unas décadas carecía de valor comercial extraordinario, ahora representa ganancias para al menos una empresa que explotó esa veta en los ’80 y que ahora volvió a hacerlo.

Se dice que en Medio Oriente pagan hasta 2 millones de dólares por las 70 mil toneladas de agua de río que puede llevar un buque en sus bodegas. Un promedio de 28 dólares por cada tonelada de agua cruda, pero apta para potabilizar. Claro que la mitad de ese monto se lo lleva el flete.

Según Pecorari, el valor de una botella de litro con esa agua argentina alcanza los 11 euros.

“Sin ningún control y sin ningún impuesto, el agua dulce es, al mismo tiempo, el recurso con mejor ecuación de costo – utilidad. Un agua de mesa vale 3 pesos y eso vale un litro de nafta, que tiene todo el proceso de refinamiento del petróleo encima. Y es el recurso más barato porque su extracción y purificación tiene un costo mínimo en comparación con su precio de venta”, analizó Kaufmann.

El senador quiere definiciones de fondo: “Lo que no se dijo hasta ahora es si el agua es una mercancía o no. Si es un recurso indispensable no puede quedar sujeto a las leyes del mercado”. Este debate cobra prioridad en una provincia donde su norte sigue indefenso ante recurrentes períodos de sequía y donde el 40 por ciento de su superficie tiene napas con agua no aptas para el consumo humano.

Tomar barato, vender caro

La empresa Makhena S.A., con sede en Miami y sucursal en Buenos Aires, expone en su página de Internet (www.makhena.com) las características del producto que ofrece al mercado (agua dulce, cruda, sin tratamiento), el origen (ríos de llanura, en Argentina), las cantidades (entre 60.000 y 70.000 toneladas por envío), el uso (potabilización y consumo, riego, etc.) y la forma de transporte (buques tanque).El negocio es redondísimo y casi sin riesgos. Vender un recurso barato, a precios altísimos, claro que a partir de “un elemento insustituible que, a pesar de ser renovable, su escasez se manifiesta a medida que aumentan las demandas y conflictos por su uso”, tal como admite la misma empresa en su web.En declaraciones al diario Uno, Alberto Cholewa, ejecutivo de Makhena, dijo que la exportación de agua dulce es “un bien registrable” y que la Dirección de Recursos Hídricos de la Nación les cobra un canon por la cantidad de toneladas operadas. Ese arancel es variable, pero incide en un 10 por ciento del valor del producto. La compañía ya operó este negocio entre 1983 y 1987, pero lo desactivó porque el encarecimiento del flete marítimo. Ahora, prueban de nuevo.

Fuente: Critica de La Argentina

Fuente: http://www.agenciacna.com.ar/noticia_detalle_1.php?noticia_id=9157

Segundo Artículo:

Una empresa ofrece en internet exportar agua dulce del Paraná por cifras millonarias

La firma está radicada en Buenos Aires y tiene oficinas en Miami, Estados Unidos. El mercado sería Medio Oriente o África. Un buque con 70 mil toneladas de agua costaría dos millones de dólares.En internet aparece una empresa, con oficinas en Buenos Aires y Miami (EE.UU.), que ofrece la venta de “agua dulce de río, cruda, sin tratar”. Alberto Cholewa, uno de los socios de la empresa Makhena, al ser consultado sobre si realizaban ese tipo de comercio dijo: “Sí, pero eso lo hacemos a granel y sin procesar. Se exportaría para terminar el tratamiento en el lugar de destino. Este tipo de ventas las hicimos desde 1983 a 1987 y ahora lo estamos tratando de retomar. Porque en su momento no se pudo hacer más por el costo del flete”.
Acerca del costo que tiene para el comprador un buque cargado de agua dulce con capacidad para 70 mil toneladas, explicó: “Si va a Medio Oriente, hay que calcular unos dos millones de dólares. A Estados Unidos cuesta un poco menos, pero para ese país el producto es otro. Allí demandan agua mineral envasada. Ese tipo de negocios es más para Medio Oriente, África, lugares que tienen una necesidad de agua en grandes cantidades y que no necesitan que sea mineral, sino que sea potable”. Acerca de dónde sacan el agua, reveló que “por lo general hacemos algún joint venture con alguna municipalidad de la provincia de Santa Fe o Buenos Aires. Eso estaba en nuestros planes, pero fracasó por cuestiones organizativas. La intención era tomar agua del río Paraná como lo hacíamos antiguamente, potabilizábamos para alguna población, habíamos hablado con la Municipalidad de Villa Constitución, y luego el agua filtrada sin tratar la exportábamos”.
De los 2 millones de dólares que cuesta el barco, Cholewa precisó que “el flete se lleva el 50 o el 60 por ciento del valor. Por eso hay que aprovechar ahora que quedaron muchos barcos en desuso como los Panamax, que son buques que tienen prohibido transportar petróleo, hidrocarburos y químicos porque ahora se exige que los barcos tengan doble fondo para llevar esos productos. Los Panamax, que estaban adecuados para cruzar el Canal de Panamá, ya no pueden transportar eso y la cantidad de barcos disponibles para transportar agua podría abaratar los costos y reflotar el negocio”.

¨Por eso hay que aprovechar ahora que quedaron muchos barcos en desuso como los Panamax¨¨Por eso hay que aprovechar ahora que quedaron muchos barcos en desuso como los Panamax¨

—¿Recibieron quejas de alguna organización ambiental por exportar agua?

—No, porque nosotros no estamos quitando del suelo o del continente agua. No estamos sacando del Iberá o de algún otro lugar, sino que, cuando lo hicimos, pescamos agua del río Paraná que se termina mezclando con el mar. No estamos trabajando en detrimento de alguna población ni nada por el estilo. Nosotros pescamos el agua de la desembocadura cuando se está por mezclar con el mar. Si nosotros no la retiramos eso se mezcla, ya está, punto. De todas maneras tenemos una rentabilidad para Recursos Hídricos de Nación por lo que ingresa dinero a las arcas del Gobierno.

—¿La exportación de agua deja algún canon especial para el Gobierno?
—Sí, es un bien registrable y Recursos Hídricos de la Nación cobra un canon por la cantidad de toneladas que se lleva.

—¿De cuánto es ese canon?

—Varía. Incide en un 10 por ciento del valor del producto.

Fuente: Uno de Santa Fe

Fuente: http://www.eloncedigital.com.ar/secciones/general/nota.php?id=120773

Tercera Nota:

Desde Santa Fe

Piden que se prohíba la exportación de agua dulce

Por denuncias de su envío a Europa

Por José E. Bordón
Para LA NACION

SANTA FE.- Legisladores, intendentes y ONG provinciales solicitaron al Congreso de la Nación que se prohíba la exportación de agua dulce del río Paraná, al conocerse a través de denuncias de particulares e instituciones que el agua envasada es comprada en la región al valor de un euro y se vende a 11 en países europeos, hacia donde se la transporta en contenedores, según argumentó el senador provincial Ricardo Kaufmann (FV).La empresa Makhena SA, con sede en Miami y sucursal en la Capital, ofrece por Internet exportar agua dulce del Paraná. El mercado sería Medio Oriente o Africa. Alberto Cholewa, socio de la firma, reconoció que la exportación se puede realizar “a granel [en buques cisterna] y sin procesar”. Según informes del sector privado, Makhena ya efectuó este tipo de negocios de 1983 a 1987. Cholewa admitió que un cisterna despachado a Medio Oriente con 7000 toneladas de agua tendría hoy un costo cercano a US$ 2 millones. El agua se extrae del río con anuencia de las provincias de la cuenca, que se asocian al emprendimiento.

Ante la progresiva escasez de agua dulce en el mundo, el Senado provincial aprobó el mes pasado un proyecto para que el Poder Ejecutivo interceda ante los legisladores nacionales para que elaboren un proyecto de ley que prohíba la exportación de agua potable. Ricardo Kaufmann, senador por el departamento de Garay, sostuvo que “el Estado tiene que prever lo que pueda pasar; el agua es un recurso natural que pertenece a las provincias”.

En apoyo de esta demanda, el doctor en química analítica Deonaldo Carbajal dijo: “El tema es gravísimo. Nos están sacando un recurso vital y nadie parece preocuparse. La gente no está enterada y los políticos no toman debida atención”.

Carbajal explicó: “El agua que se extrae aquí se lleva en contenedores hasta Escocia, donde la fracciona una empresa que integra la familia Bush. En Italia comercializan el medio litro de esa agua, ya potabilizada, a 11 euros”. Recordó que el mismo grupo norteamericano adquirió miles de hectáreas en Córdoba. “Son tierras estériles, pero abajo están las napas. Otro lugar que también está siendo aprovechado con idéntico fin es Salta”, señaló.

El especialista advirtió “sobre el problema” que padecerán las próximas generaciones, ya que, sostuvo, “los que vienen y se llevan el agua no tienen grandes costos. No hay ninguna ley que lo prohíba. Explicó que en el mundo el 78% de la superficie de la tierra es agua; de ese porcentaje, el 3% es agua potable, dulce. Y de ese 3%, el 1% está en el acuífero Guaraní, un estratégico reservorio de agua que ocupa 1.190.000 km2 bajo los suelos de la Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay. “Antes apuntaron a la India y Africa; ahora nos toca a nosotros. Se están llevando la última riqueza que nos queda”, opinó.

La visión de la ONU

SANTA FE.? La primera respuesta a la preocupación por la exportación de agua dulce fue la del consejero sobre Agua, Cambio Climático y Medio Ambiente de las Naciones Unidas, Diego Malpede, quien anunció que “la ONU va camino de establecer un claro régimen de regulación jurídica de los acuíferos internacionales. Según la ONU, los Estados tienen soberanía plena sobre los recursos hídricos bajo su territorio.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1068647





Agua Dulce, Alimentación y Conflictos Mundiales*: Somos agua

LUIS MIGUEL ARIZA 08/06/2008Cuatro millones de niños mueren cada año porque el elemento que les da la vida, el agua, está contaminada. El ser humano es agua. Y la Tierra es el planeta azul, pero cada vez menos azul. En vísperas de abrir Expo Zaragoza, líderes mundiales como Gorbachov, Susan George, Vandana Shiva y Rifkin nos dan en exclusiva las claves de una crisis mundial.

 

La franja de Gaza es uno de los lugares más densamente poblados del mundo. Más de un millón y medio de palestinos conviven en un pasillo de tierra árida que tiene apenas 40 kilómetros de largo y entre 6 y 12 de ancho. El agua vital de la que dependen desde tiempos bíblicos corre debajo de sus pies gracias a un acuífero subterráneo que se extiende unos 120 kilómetros a lo largo de la costa mediterránea. Gaza es una zona en permanente conflicto, pero hay quizá un aspecto más desconocido de la vida de los palestinos.

 

“En términos de contaminación de agua, su situación es probablemente de las peores del mundo”, explica a El País Semanal Andy Vengosh, profesor asociado de la División de Ciencias de la Tierra y el Océano de la Universidad norteamericana de Duke, en Durham (Carolina del Norte). Vengosh ha diagnosticado sobre el terreno la salud de las aguas subterráneas en esa franja, y, aparte de algunos pozos contaminados por nitratos o residuos, ha llegado a la conclusión de que la mayoría escupen agua cada vez más salada. Los más viejos del lugar recuerdan tiempos en los que el agua sabía mucho más dulce. En un trabajo publicado en la revista Ground Water, Vengosh concluye que menos del 10% de las aguas subterráneas que se beben en Gaza son aptas para la salud para una población en la que más de la mitad son menores de 15 años.

En Gaza, como en Israel y todo Oriente Próximo, llueve poco; más gente significa más agua. A la larga, los recursos subterráneos se ven condenados a la sobreexplotación. Los palestinos extraen cada año 150 millones de metros cúbicos de estos pozos insalubres, una cantidad que es 10 veces mayor que la que bombean los israelíes de la parte más suroriental del acuífero. Lo cierto es que la hidrogeología le ha jugado además una mala pasada a Gaza. La conclusión a la que ha llegado Vengosh es que la salinidad de los pozos no se debe a las intrusiones del Mediterráneo, sino que se produce debido a un flujo de aguas saladas subterráneas que fluyen fundamentalmente desde Israel hasta la costa. “El origen es natural”, asegura este experto. “No se debe a contaminación humana hecha en Israel ni a ninguna otra actividad. Lo que propusimos en este estudio fue la creación de una línea de pozos que bombeasen esta agua salina para enviarla a una planta desaladora, de forma que se pudiera revertir este proceso y hacer que llegue más purificada a la franja de Gaza”.

Una planta así, funcionando en el borde entre Israel y los territorios palestinos y gestionada por ambos, podría cambiar totalmente la vida diaria de los palestinos, que disfrutarían de un agua de una calidad sin precedentes. “Algunos creen que el agua puede ser una causa para los conflictos, ya que, al ser escasa, se organizan guerras en torno a sus recursos”, dice Vengosh. “Otros pensamos que el agua puede servir como un instrumento para establecer la cooperación”.

Los conflictos por el agua no son nada nuevo, nos recuerda Michael Coe, profesor del Instituto Oceanográfico Woods Hole, en Massachusetts (EE UU): basta recordar la disputa entre Turquía y sus vecinos Irak y Siria por la presa turca de Ataturk para controlar el flujo del Éufrates, o “las amenazas de Egipto sobre los planes de Sudán de construir una presa en el Nilo para regadíos, lo que reduciría de forma significativa el flujo de agua a Egipto”. Ahí están también las conversaciones por la paz que iniciaron el mes pasado Israel y Siria, y que se centran en los altos del Golán y en el acceso al agua. Gaza no es más que un exponente –dramático– de una crisis mundial. Las cifras dan pinceladas temibles: más de 1.200 millones de personas no tienen acceso a agua potable, y unos 2.400 millones sufren enfermedades al beber agua insalubre. En la próxima media hora morirán 180 niños en países en desarrollo precisamente por culpa del agua contaminada.

La comida y el agua son otro asunto grave. El 10% de todos los alimentos en el mundo, el ganado y las cosechas, se consigue extrayendo aguas subterráneas de acuíferos que se están agotando a un ritmo más rápido del que se pueden recuperar. El regadío en agricultura consume el 75% del agua en el mundo y proporciona el 40% de los alimentos, explica Coe. Pero en el norte de China, India, el norte de África, Asia central, la parte central de Estados Unidos, el norte de México y Australia, los niveles freáticos bajan entre uno y dos metros cada año. “En ciertas partes de India central pueden quedarse sin agua subterránea en la próxima década o en la siguiente. Es un caso crítico”, dice Coe. En las escuelas se nos ha enseñado que el agua de nuestro planeta se renueva, y algunos cálculos sugieren que cada año los océanos evaporan la inconcebible cantidad de 495.000 kilómetros cúbicos a la atmósfera; pero prácticamente nada se pierde en el espacio, y esa agua retorna para incorporarse a un circuito sin fin: el siguiente vaso de agua puede en teoría contener moléculas de agua que en su día fueron bebidas por Napoleón.

Los mares cubren las dos terceras partes de la superficie planetaria –un 97% del agua es salada–, y el resto es agua dulce, contenida en los casquetes polares, las aguas subterráneas, los ríos y los lagos. El problema es que los seres humanos tenemos ac-ceso a menos de un 1% de toda el agua dulce existente. Según el Consejo Mundial del Agua, en el siglo pasado, la humanidad se triplicó, pero el uso de aguas renovables se ha multiplicado por seis. Stephen Carpenter, profesor de Zoología de la Universidad de Wisconsin, en Madison, y presidente de la Sociedad Ecológica de América, lo explica así: “Ahora hay muchas más personas que nunca y, además, la media de consumo por cada individuo nunca ha sido tan alta”. Si añadimos que ahora no hay más agua disponible que en el pasado, y que la contaminación está arruinando muchos recursos hídricos y reservas de agua dulce que antes sí estaban disponibles, la conclusión es evidente. “Lo que estamos experimentando es una escasez mundial sin precedentes”.

La tecnología de tratamiento de aguas en los países desarrollados permite paliar en parte el problema, haciendo potables aguas contaminadas o desalando el agua marina. Ocurre en Europa, en Estados Unidos y en los países más prósperos de Oriente Próximo, que pueden dedicar los recursos financieros derivados del petróleo a este fin. “El problema es más acuciante en los países pobres, ya que no disponen de esta tecnología para producir agua potable. Hay un buen número de organizaciones que trabajan en estos países para desarrollar procedimientos de potabilización de bajo coste, pero la situación es complicada”, asegura Kenneth Reckhow, profesor de Recursos Hídricos de la Universidad de Duke.

En España, el estrés por falta de agua afecta sobre todo al sur de la Península, Levante y la costa catalana. Los números dicen que España es un país lluvioso en comparación con otros, lo que resulta a priori chocante. “La media de lluvias en España es de las más altas, de unos 660 litros por metro cuadrado”, dice Fermín Villarroya, profesor de Hidrogeología de la Universidad Complutense de Madrid. “Lo que ocurre es que es una media engañosa, que resulta de dividir los muchos litros que caen en la cornisa cantábrica y los pocos que llegan al sureste”. Esta desigualdad pluviométrica podría explicar la costumbre histórica del Estado español de trasvasar aguas de un lugar a otro. La radiografía hidrológica presenta a España como el tercer país en el mundo en número de embalses (unos 1.300), un devorador anual de alrededor de 30.000 hectómetros cúbicos de agua dulce –no necesariamente potable– y cuya agricultura se lleva el 85% de los recursos.

La gran asignatura pendiente, asegura Villarroya, es la gestión de las aguas subterráneas, que riegan un tercio de los cultivos españoles. No hay un control suficiente sobre los pozos; hay casos evidentes de sobreexplotación, como el del acuífero 23 de La Mancha, que ha puesto al borde del abismo el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. Además, en España, el agua sigue resultando barata. “En la actualidad, es más rentable bombear un metro cúbico de agua subterránea a la superficie que comprar un metro cúbico a una planta desaladora”. La Directiva Europea del Agua del año 2000 establece que, a partir de 2010, los españoles tendremos que empezar a pagar el precio real del agua que usamos y bebemos –actualmente es de un euro por mil litros–, lo que supondrá probablemente duplicar o triplicarlo en el futuro. Ahora, el precio mínimo del agua está subvencionado por la mayoría de los ayuntamientos. Villarroya cree que un agua más cara, junto con medidas de reutilización y fomento del ahorro, nos conducirá hacia el uso sostenible.

Y hoy ese camino pasa, cómo no, por Zaragoza, que atraerá la atención del mundo gracias a la Exposición Internacional Agua y Desarrollo Sostenible, a partir del próximo 14 de junio. Durante 93 días, sus organizadores pretenden mantener lo que anuncian como “la mayor fiesta del agua del mundo”: una reunión internacional de artistas, científicos e intelectuales que debatirán en torno a este elemento y que irá acompañada de 4.500 espectáculos, entre los cuales, los visitantes podrán experimentar la fuerza de las aguas extremas en la simulación de un tsunami. La exposición va a ser un termómetro para comprobar cuál es la sensibilidad real de los españoles respecto al agua. Su director, el mexicano Eduardo Mestre, rebosa optimismo. Señala que estamos lejos de gestionar el agua como en Finlandia o Canadá, países que tienen más recursos hídricos (los canadienses tienen un sentido más estricto del ahorro a pesar de que disponen de 60.000 metros cúbicos al año por habitante, veinte veces más que por cada español). Sin embargo, “el español no es un derrochador”, asegura este experto, que ha participado en proyectos de gestión del agua en Nepal, Sri Lanka, Costa de Marfil y varios países de Suramérica. Incluso no salimos mal comparados con California, cuna del movimiento conservacionista en el mundo. “Un habitante de Madrid emplea al día 125 litros; un californiano llega a los 450”.

El agua no sólo es el elemento esencial sobre el que se vertebró la vida en nuestro planeta. Representa un factor emocional, significa comercio y también es cultura, ha sido origen de conflictos y también de alianzas. Mestre prefiere inclinarse hacia el lado más positivo. “El agua une a los pueblos”, asegura. La reflexión histórica está llena de ejemplos como el que nos muestra Ángel Poveda, profesor de Historia Económica de la Universidad de Alicante, siglos atrás: “En Al Ándalus, a través del califato, el agua fue un elemento vertebrador y de progreso tecnológico. Sirvió para convertir a España en un vergel”.

 

 

Fuente:

http://www.elpais.com/articulo/portada/Somos/agua/elpepusoceps/20080608elpepspor_6/Tes/

Reservas de Agua Dulce: El calentamiento del lago Baikal

Desde 1945, una familia rusa toma la temperatura de sus aguas, confirmando el cambio climáticoGracias al paciente trabajo de la familia Kózhov, se ha logrado acumular una valiosa base de datos sobre el lago Baikal, su fauna y ecosistema. Las observaciones realizadas por Mijaíl Kózhov, que fue doctor en Biología y catedrático de la Universidad de Irkutsk, por su hija Olga y su nieta Liubov han permitido llegar a la conclusión de que el gran lago siberiano se está calentando a gran velocidad, lo que supone una seria amenaza para los seres que viven en sus profundidades.Kózhov comenzó a recoger muestras de agua y plancton en el Baikal en 1945. Las tropas soviéticas se encontraban ya en Berlín mientras Stalin dirigía el país exultante desde el Kremlin. El científico ruso repetía la operación con una frecuencia de entre siete y diez días sin interrupciones. En otoño, invierno y primavera había que taladrar la capa de hielo que cubre el lago para poder recoger el agua. En verano era más fácil, bastaba con subirse a una barca y remar unos metros hacia el interior.

Mijaíl enseñó a su hija Olga los pormenores del trabajo. Ella se licenció también en Biología y, cuando Kózhov falleció en 1968, se hizo cargo de la investigación.

Olga, a su vez, introdujo en el oficio a su hija Liubov Izmésteva, que es la que ha facilitado todo el material recogido durante más de 60 años al National Center for Ecological Analysis and Synthesis de la Universidad de California en Santa Barbara. Los datos han servido para la elaboración de un estudio que ha sido publicado por la revista ‘Global Change Biology’. Ninguna otra masa acuosa del planeta ha sido sometida a una investigación tan exhaustiva.

El informe asegura que, desde 1945, las aguas del lago han ido aumentando su temperatura a una velocidad superior a la media global del aire. Desde entonces, el Baikal se ha calentado en 1,21 grados centígrados. Además, en los últimos cien años, el período de tiempo en el que la superficie del lago se encuentra helada se ha reducido en 18 días.

La conclusión del estudio es que muchas de las especies que habitan el lago podría desaparecer. Marianne Moore, profesora de Biología del Wellesley College de Massachusetts, sostiene que el aumento de la temperatura ya se ha reflejado en el ciclo alimentario de la fauna del lago. La masa de plancton ha aumentado en un 335% desde 1946, factor que podría conducir a una disminución drástica de las diatomeas que viven bajo el hielo y que constituyen la dieta de los organismos que viven en su fondo. Otros lagos, como el Tahoe en Nevada (EE UU) y el Tanganica en África central, también se están calentando, pero no tan deprisa.

El lago Baikal, cuyos orígenes se remontan a más de 25 millones de años atrás, es el más antiguo de la Tierra y la mayor reserva de agua dulce del planeta. Con sus 23.000 kilómetros cúbicos, almacena el 20% de las reservas mundiales del preciado líquido Se extiende por 31.500 kilómetros cuadrados, un poco más que Bélgica, está rodeado de montañas y es el más profundo del mundo. No hay otra fisura continental más honda. Contiene además una biodiversidad sin parangón y especies únicas. Es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1996.

Fuente:

http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20080507/sociedad/calentamiento-lago-baikal-20080507.html











Pensamientos y Reflexiones de una Puta

Atrévete a descubrir los pensamientos más secretos de una escort. (Sin pelos en la lengua)

SHARABETH

Do what you love.

Letras bohemias

Ven, acompáñame a morir y a renacer mientras escribo.

Agus Didier

Busco fracturar el silencio por medio de la letra.

cocinaitaly

comida italiana

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

Espacio de imágenes y palabras

El arte... Expresión de sensaciones, sentimientos, fantasías, ideas...

Mi café y yo.

Un café, lluvia, flores y letras.

Dave Imbernön Musical Project

Web Oficial del Compositor y Músico Dave Imbernön

Albert Ribeiro G.

"No puedo llevar un registro de mi vida por mis acciones; la fortuna las puso demasiado abajo: lo llevo por mis fantasías" MONTAIGNE

Por el hueco de la escalera

Por el hueco de la escalera se cuelan muchas cosas, así que yo las guardo en el hueco de la escalera por si me hacen falta.

DISFRUTANDO DE LAS LETRAS

SUMERGIDO EN EL MUNDO DEL ALFABETO

SV3DPRINTER

Next Big Tech field 3D Printing is, " The Top Brain Game"

Jilguero recayente

Itinerario de mi existencia

textos en mentes

El amor resumido en palabras

TEMAS DE PAREJA

Todo lo que debes saber sobre las relaciones de pareja, para así poder tener una relación llena de amor y armonía.

LUCES Y SOMBRAS

"El silencio otorga, la sonrisa confirma y la mirada habla"

El Novato

Sitio de relatos y cuentos breves.

Meryeinyel

Poesía,infografía y crítica

Empty Words

“La coherencia es el último refugio de los carentes de imaginación”.

Anish Oza

Writes

Pareja viajera

La felicidad es una forma de viajar, no un destino.– Roy. M. Goodman

Grano Rojo

Narrativa desde Marsella

Kamus Istilah

Yang Pernah Mbuat Aku Bingung

Berta coach espiritual

coach espiritual y videncia tarot

18Megapixel

© Michael Soriano Photography

Paco Talcós

Blog espiritual y satírico. Una visión nueva para no tomarse tan en serio.

Ankie Angie

Beauty + Fashion + Lifestyle

escritora claudia isadora fernandes de oliveira

blog para divulgar meus livros e outras cositas más q ando aprontando...;)

srtox

Relatos de la actualidad reales , sensuales , intriga y mucho más

throughdanielleseyes

Words, thoughts, and snapshots of life.

Web Development Ebooks

“Life is like riding a bicycle. To keep your balance, you must keep moving.” — Albert Einstein

En la orilla de Misly

Amo, luego vivo.

Distopia Utopika

"Oh Capitán, mi Capitán"

Percepción de Mujer

Un lugar para sentirte

BLOG DE THEMIS...

TE INVITO A EXPLORAR JUNTO CONMIGO...

Needull in a haystack

Selected. Sorted. Shared.

FCM - LEARNING TO FLY

Coisas da vida que nos fazem como somos. Não pretendo compreensão, somente deixar um testemunho.

Ana Centellas

Iniciando mi aventura literaria

literatoluisrodriguez

Literatura y consejos.

El mundo en datos

Descubriendo e interpretando el universo a partir de los datos http://telegram.me/elMundoEnDatos