Desnutrición, Hambre, Muerte: El largo adiós al Impenetrable

El largo adiós al Impenetrable 

Por Menpo Giardinelli | 10.11.2007 | 03:47

Símbolo de la más dolorosa tragedia de la Argentina moderna, genocidio lento, imperceptible y sofisticado, siempre negado por autoridades y empresarios, El Impenetrable está siendo devastado, y con él también las decenas de miles de personas que lo habitan.

El autor de esta crónica, periodista y escritor, que lo conoció y lo recorrió de niño acompañando a su padre, viajante de comercio, ofrece un testimonio del dolor que le causa ver una tierra fabulosa condenada a un presente ominoso y deleznable.

En por lo menos el último medio año, el Chaco empezó a concitar la atención de la prensa y la televisión de todo el mundo.

Cámaras y cronistas revolotean por estos lares como moscas, convocados por la desnutrición de miles de aborígenes en la región que hasta ahora se conoció como El Impenetrable, pero que de impenetrable ya no tiene nada.

Se trata de un territorio todavía mítico, del que generaciones de chaqueños alguna vez nos sentimos orgullosos: la cerrazón del bosque era no sólo un misterio lleno de historias y posibilidades incluso literarias, sino que –y esto era lo mejor– allí se refugiaban las etnias originarias de esta tierra, que vivían en su hábitat natural, con sus costumbres intactas y cierta supervivencia asegurada. Así fue por décadas. Por siglos. 

Hasta que llegó el llamado “progreso”. O la “civilización”. O como quiera el lector llamarlo, reglas de mercado incluidas.

Y empezó la tragedia. Quizás –seguramente– la más terrible y dolorosa tragedia de la Argentina moderna, si es que éste es un país moderno: porque este es un genocidio lento, casi imperceptible, incluso sofisticado, siempre negado por autoridades y empresarios, que está exterminando a decenas de miles de personas en uno de los países más ricos de la Tierra. 

A muchísimas personas que vivimos acá, y lo vemos a diario, esto nos llena de indignación pero también de impotencia. Por eso la razón de estas páginas no es tanto hacer una denuncia política –que también lo es– como la necesidad de llamar la atención sobre la que posiblemente sea la cara más dolorosa de la Argentina.

Recuerdos de infancia

Cuando yo era chico, en los años cincuenta, mi papá –viajante de comercio– recorría el Chaco en un incalificable Ford 40, de color negro, cuyos ocho cilindros y ruedas pantaneras eran capaces de vencer todos los obstáculos de aquellos caminos de tierra o de lodo, y así desandaba los guadales tramposos que dominaban las picadas en la selva.

 

Conocí todo eso de niño. No me lo contaron, lo vi y lo recorrí, cual pequeño copiloto del loco que era mi viejo, que siempre cargaba todo tipo de mercaderías para repartir en almacenes, hoteles, bares y restaurantes, donde siempre era recibido como se recibe a las tías queridas.

Después, ya de grande, recorrí el Chaco más de una vez hasta que en 1995 hice un largo viaje por los caminos secundarios de la provincia y entré al Impenetrable desde puntos poco frecuentados.

El producto fue mi novela Imposible equilibrio. Y tengo también escritos varios cuentos y capítulos de novelas en los que narro esos paisajes. Pero no traigo esa experiencia a este texto por regodeo autorreferencial, sino como testimonio del dolor que me causa ver cómo esta tierra fabulosa, rica hasta la exageración (mi padre solía decir que el Chaco era tan rico que si uno plantaba una moneda germinaría un árbol de dinero) ha sido condenada lentamente a un presente ominoso, deleznable, en el que los aborígenes se mueren de la forma más infame, en pleno siglo XXI.

 

Esa barbaridad –pues no es otra cosa– sólo concita imposibles argumentaciones del poder político y una morbosa curiosidad mediática que aquí casi todos aborrecemos.
Ahora, desde antes de la última campaña electoral provincial (el Chaco renovó autoridades el 16 de septiembre pasado) se conocieron muchas denuncias y testimonios que, obviamente, estaban casi inexorablemente teñidas de intención política.

 

Yo anduve por ahí antes, durante y después de la campaña y lo que vi fue lo mismo: donde hubo quebrachos centenarios y fauna maravillosa, hoy hay campos quemados, suelo arenoso y desértico, y raigones por doquier esperando las topadoras que prepararán esta tierra para el cultivo de soja que hoy impera en nuestro país.

Personas, familias

Haga uno lo que haga, y aunque no sea su objeto la asistencia social, es imposible no impactarse ante lo que ve. Y yo he visto hospitales colmados de pacientes indígenas, amontonados en salas de paredes rotas y sucias, techos con goteras y sin cielo raso, pasillos nauseabundos y pozos negros abiertos y rebalsando.

He visto cocinas de hospital llenas de cucarachas y mujeres embrutecidas por el hambre, cuyos pesos anteriores a la muerte eran de treinta kilos.

En los hospitales no hay médicos a la vista e impera un silencio espeso y acusador como el de los familiares que esperan junto a las camas, muchos de ellos tirados en el piso de los pasillos sobre mantas mugrientas, o directamente sobre baldosas.

El 90% de los aborígenes de todo El Impenetrable se atiende en dos o tres hospitales que están en pésimo estado. Con poco personal, condiciones de asepsia deficientes y edificios que sólo parecen aptos para demolición, he visto seres acostados en camas infames, en condiciones definitivamente inhumanas. Como si fueran ex personas, apenas piel sobre huesos, sus cuerpos recuerdan los de esas fotos horrorosas de los campos de concentración nazis.

 

Ya todo el país ha visto a Rosa Molina, una mujer que murió a los cincuenta años, pesando menos de 30 kilos y cuya imagen recorrió el mundo.

Pero el de Rosa Molina fue sólo un caso. El Impenetrable está lleno de Rosas Molina. En cualquier rancho se ven esos seres que son sólo piel reseca sobre huesos flacos. Uno los ve y parece que sólo esperan la muerte. Que acaso sea su mejor posibilidad. Son cuerpos consumidos por enfermedades como la tuberculosis o el chagas, bocas desdentadas, rodillas nudosas que no parecen capaces de sostener a nadie en pie.

En las comunidades el cuadro no es mejor. En cada rancho uno es recibido por el olor rancio de la miseria. Como en los hospitales, y aunque cada rancho o tapera –aislados unos de otros, a veces ocultos en matorrales achaparrados o bajo algún algarrobo que sobrevivió– el aire es irrespirable. En todos lados las moscas son negras, brillosas, gordas, y los perros, largas familias de perros, son flacos como sus dueños.
Los chicos se acercan, sonrientes y curiosos, en silencio. Es difícl entablar más conversación que la circunstancial. Algunos van a la escuela, o eso que dicen. Otros juegan a cazar pajaritos, que fácil es suponer que han de ser, muchas veces, la comida diaria.
En el rancho de una familia González hay sólo una mujer, flaca hasta el dolor, tres o cuatro chicos que se asoman de la oscuridad del rancho, y una confesión: hace tres días que solamente comen –si eso es comer– una especie de masa fría: harina con agua. Y no se imagine el lector la calidad de esa agua, generalmente de una laguna semiseca –que ellos mismos llaman “el charco”– donde los animales también abrevan.

He visto también familias en estado relativamente digno, como la de un hombre de Fortín Lavalle, de nombre Abraham Sosa, que se me acercó con toda dignidad, se paró delante de su padre y de sus hijos y nietos, y me dijo: “Si nos puede ayudar, señor, tráiganos semillas para plantar y yo rezaré por usted todos los días”.

Quería sólo unos puñados de semillas para plantar maíz, sandías, zapallos. Cuando volví a Resistencia me impactó la cantidad que pude comprar con sólo quince pesos. Se los enviamos al día siguiente con una maestra que viajaba.

Y he visto otra familia, de apellido Fernández (y uno se pregunta quién y en qué momento les puso estos apellidos castizos) en el que un joven de 19 años, Filiberto, me contó que está estudiando el magisterio para ayudar a su gente. Juega al fútbol de vez en cuando y tiene una sonrisa límpida, sana y buena como no suelo encontrar en las ciudades. Le pregunté qué podía hacer por ellos. “Decir la verdad –me respondió mirándome a los ojos–, eso nomás”.

Hitos y responsabilidades

Difícil establecer cuándo empezó exactamente todo esto, pero sin dudas un hito es –como en tantas cosas argentinas– la última dictadura. En 1977-1978 el gobernador militar, un general de apellido Serrano, dio comienzo a lo que muchos llamaron –y muchos se lo creyeron– la Conquista del Impenetrable. Se prometió una ruta asfaltada (la Juana Azurduy) que cruzaría la selva, se fundó un pueblo (Fuerte Esperanza) y se parió un lema mentiroso (“Chaco puede”) detrás del cual se gastaron incontables millones de dólares que nadie supo jamás adónde fueron a parar.

La manipulación y sometimiento de estos pueblos, como se ve, es añeja: los militares primero, pero después, en democracia, civiles de todos los colores como hubo en el Chaco, provincia que fue gobernada históricamente por el peronismo (hasta 1976 y después entre 1983 y 1991); luego entre 1991 y 1995, por un partido afín a la última dictadura militar, Acción Chaqueña, cuyo progenitor fue un coronel de apellido Ruiz Palacios, quien antes fuera viceministro del Interior de Albano Harguindeguy, y desde entonces por una alianza hegemonizada por el radicalismo.

Por eso, aunque moleste a muchos, hay que decir que es indudable que todos tienen, en diversos grados, responsabilidades. Sobran denuncias sobre ventas clandestinas de tierras y lo más grave de todo, lo verdaderamente insólito, es el estado socio-sanitario de muchas comunidades indígenas que carecen de agua, de luz y de asistencia sanitaria.

Por eso cuando se dice que la denuncia de este atropello étnico “se ha politizado”, el argumento es pueril. Este es, obviamente, un conflicto de naturaleza política. 

Y cualquiera se da cuenta de que el cuadro de situación actual no es mérito de ningún gobierno en particular de los últimos treinta años, sino de todos ellos. 

Mientras tanto, ecocidio y genocidio van a la par. Términos duros, desde luego, que algunas almas bienintencionadas juzgan inapropiados para una democracia. Pero siempre digo lo mismo: vengan y vean. 

La espantosa realidad en que viven los pueblos originarios del Chaco, y en particular del pueblo Qom (toba), sumada a su vaciamiento sociocultural, es tan innegable como inadmisible.

Y a la vez, escribo esto y sé que algunas personas se ofenderán. Funcionarios, dirigentes rurales, empresarios (algunos muy famosos) acaso se molesten con este texto. No descarto que también algunas buenas almas urbanas se escandalicen por palabras tan tremendas como exterminio o genocidio, pero aquí las palabras nunca son tan tremendas como lo que describen.

A cada rato desfilan ante mis ojos enfermos de tuberculosis, chagas, elefantiasis, lesmaniasis, niños empiojados que sólo han comido harina mojada en agua. La mayoría tiene nombres bíblicos (Abraham, Noé, Josué, María) y la razón es que en El Impenetrable un problema adicional son las sectas religiosas que cambiaron las costumbres de los pueblos originarios.

Hoy casi todos los aborígenes dicen ser evangelistas, la mayoría de una llamada Asamblea de Dios, o de una Iglesia Universal, o simplemente ellos se autodesignan “los pentecostales” o “los anglicanos” y así.

No puedo dejar de preguntarme de qué tragedias les hablarán esos pastores, de qué castigos bíblicos se podrá hablar aquí. Y me pregunto también quiénes serán los capaces de pronunciar ciertas palabras. 

Cuestiones con la tierra

Cuando se anda por estos parajes, a uno se le seca la boca. En cada ocasión que he visitado a estos desdichados he regresado a la ciudad sintiendo culpa, frustración, rabia. Pero sobre todo frustración, porque uno ya sabe que es inadmisible que haya gente, personas, seres como usted que lee, en estado tan calamitoso, de tan infrahumano abandono.

Este territorio que alguna vez fue hermoso, poblado de quebrachos centenarios, algarrobos y lapachos gigantes, y toda una fauna riquísima y variada, hoy muestra un cuadro que se puede calificar de brutal. Descampados, quemazones de árboles tumbados y raíces emergentes por doquier. Y cuando uno ve, desde el camino, que hay algunos árboles que parecen respetar la naturaleza original, enseguida ve –y uno ya sabe– que cien metros más adentro todo ha sido arrasado. Como si se dejaran cortinas, acaso, para que los ecologistas no vean lo que hay dentro. 

Esto es lo que queda del otrora Chaco boscoso. Lo que fue un ambiente natural de flora y fauna maravillosas, ahora son estos campos quemados que algunos quieren disimular.

Estas tierras –entre tres y cuatro millones de hectáreas, por lo menos– se diga lo que se diga han sido “vendidas” con los aborígenes dentro. Son muchos miles de seres humanos que estaban ahí desde siempre, pero sin títulos, sin papeles, sin escrituras.

Nunca supieron cómo conseguirlos, ni les pareció importante. En cambio los amigos del poder sí los tienen, y los hacen valer. El resultado es esta devastación: cuando el bosque se tala, las especies animales desaparecen, se extinguen. Los seres humanos también.

Parece mentira que los conflictos por la tierra, que fueron materia de la literatura del realismo social, y de viejas películas de los años cuarenta, tengan vigencia nuevamente en pleno siglo XXI. Filmes inolvidables como Viñas de ira (de John Ford, basada en la novela de John Steinbeck) o entre nosotros Prisioneros de la tierra, de Mario Soffici, e incluso la memorable Las aguas bajan turbias, de Hugo del Carril, no resultan hoy remotas. Los mismos argumentos se viven en este presente argentino en el que son frecuentes los conflictos vinculados con la posesión y propiedad de la tierra.

Hoy sobran las denuncias de que algunos nuevos grandes latifundios están cercando los pozos de agua potable construidos hace décadas, que históricamente abastecieron a los pobladores originarios y de los cuales se abastecían los campesinos para sí y sus animales. Muchos han sido ahora cercados por flamantes, misteriosos “propietarios” que tienden alambrados e impiden así el libre acceso al líquido. Se conocen denuncias de cercamiento de más de 50 pozos.

Con el agresivo desmonte de bosques naturales, muchas comunidades ya no tienen dónde obtener sus plantas medicinales, alimentos naturales ni materiales de construcción.

La constante privatización de tierras fiscales que siempre fueron territorio indígena ha sido en las últimas dos décadas, podría decirse, una política consistente. En Formosa, por caso, se ha denunciado la entrega de 40.000 hectáreas de tierras fiscales a una empresa de origen australiano, que el gobierno habría cedido al precio vil de 8 pesos la hectárea. Dicha superficie equivale a un 14% de la tierra que lograron los indígenas tras larguísimos años de lucha e innumerables reclamos. 

También existen denuncias del presunto proceder de gerentes de bancos y agentes impositivos que tramarían “aprietes” que derivan luego en remates amañados.
Uno de los principales problemas del campesinado es la tenencia precaria, ya sea de tierras fiscales o privadas. Estos antiguos pobladores es obvio que no tienen escrituras. Y aunque la legislación argentina reconoce el derecho a la propiedad de la tierra cuando se ha ejercido posesión pacífica y continua por más de 20 años, estos ocupantes no han tenido jamás, por generaciones, ni la información ni los medios económicos necesarios para hacer valer esos derechos. Es fácil comprender cómo se gestaron los abusos.

De ahí otra razón para la urgencia en la aprobación de la Ley de Protección del Bosque Nativo que hasta ahora ha sido cajoneada en el Congreso de la Nación. Sería materia de otro artículo, desde luego, pero aquí hay que decir que tanto para la explotación salvaje de las últimas riquezas madereras que nos quedan como para la expansión de sembradíos de soja, ganadería y megaproyectos turísticos, toda “licencia” o “excepción” seguirá creando zonas liberadas para desmontes y desalojos.

Mientras tanto, los bosques en algunas provincias como Salta (Las Yungas) y Chaco (El Impenetrable) están siendo talados día a día, y hora a hora: según Greenpeace cada año se desmontan 250.000 hectáreas de monte nativo, o sea la alucinante cantidad de casi 700 hectáreas por día, principalmente en el Chaco Seco, donde se produce el 70% de la deforestación incitada por la expansión del monocultivo de soja transgénica. 

Cuestión de educación

En Miraflores, en Nueva Pompeya, en Fuerte Esperanza, en El Sauzalito –que son algo así como las “ciudades” del Impenetrable– las cosas no varían demasiado. En Fortín Lavalle, Villa Río Bermejito, la zona del llamado Puente La Sirena, y en cuanto paraje uno visite, el cuadro es siempre parecido: aislados ranchos de barro y paja, con familias innumerables, muchos de ellos infestados por picaduras de vinchucas chagásicas.

 

Cuando se habla con los maestros, uno se da cuenta de que casi todos, aunque no lo dicen, parecen esperar el momento de irse. Están cansados del olvido, de la marginación. Es tanto su desaliento. Un maestro de una escuela del Sauzalito, que prefiere que no lo nombre, me cuenta que “la localidad cuenta con el 90% de aborígenes.

Tenemos una biblioteca que no se circunscribe a la escuela sino a casi todas las escuelas de los parajes vecinos. Aquí no hay biblioteca pública, entonces la nuestra es realmente de puertas abiertas. Y aunque adoramos esta profesión, señor, y todos los que trabajan aquí son de fierro, la verdad es que todos sufren y lloran por lo que hacen pero también por lo que no pueden hacer.

Esta gente sí que hace patria!”. Pero en esa escuela, como en muchas otras, no hay agua potable. “¡No hay baños, señor! Pero igual damos clases como si nada. Y cuando llevamos agua potable (de lluvia, si llueve, o comprada) la compartimos entre docentes y niños. Agua caliente por supuesto no tenemos. Y ahora una heladera que nos mandaron los bibliotecarios de ABGRA, de Buenos Aires. Es tan triste todo. Y usted no se imagina lo que es esto en días de 50º.”

Una semana después, cuando recibieron la heladera y unos mapas y unos cuantos libros, volvió a escribirme: “No sé cómo decirle: Perdón y Gracias. No puedo escribirle nada más. A esta altura cada letra que tecleo pesa mucho y me cuesta aun más, así que disculpe, señor, y gracias”

¿Qué hacer, cómo ayudar?

Son muchas las personas que se movilizan con este tipo de artículos. Son gente que quiere “hacer algo” por los aborígenes chaqueños y sus preguntas más frecuentes son: ¿qué se puede hacer? ¿Con quién hay que hablar? ¿A qué personas confiables contactar en cada comunidad? ¿Cuáles son las necesidades más urgentes? ¿Cómo hacer llegar ropas y alimentos? 

La respuesta correcta, en realidad, correspondería al Estado. Pero, en ausencia de una acción concreta de las autoridades a cargo, he aquí algunas respuestas útiles, derivadas de la experiencia personal y sólo a modo de orientación:

u 1. Al Impenetrable se llega vía Resistencia. Desde allí son entre 350 y 500 kilómetros de distancia, la mitad buenos caminos, la otra mitad de tierra y arenilla, muy poceados y, si llueve, intransitables.

u 2. Lo que se puede hacer, estructuralmente, es muy poco. Pero cualquier ayuda humanitaria de personas o grupos puede significar muchísimo si se encuentra el modo de que la asistencia realmente llegue a los verdaderos destinatarios. Debe saberse que lograrlo es un proceso muy lento y requiere, sobre todo, perseverancia. Ayudar a los aborígenes no es mandar cosas al boleo; ni es para impulsivos o culposos de clase. Es duro decirlo, pero es así. No es bueno ayudar una vez y olvidarse del asunto.

u 3. Es necesario contactar primero gente responsable, que reciba y distribuya la ayuda, que necesariamente llegará a través de intermediarios. Allá no hay transportes y es complejísimo hacer llegar las mercaderías. Por eso conviene tener alguien de confianza que reciba los envíos, o los busque en Resistencia u otras ciudades, y luego los distribuya eficazmente. Pero eso es un trabajo, que no se paga. Y los voluntarios, cuando los hay, se cansan rápido. El clientelismo político ha hecho estragos, y lo sigue haciendo.

u 4. Hay organizaciones que se ocupan de distribuir ayudas. Religiosas de todo tipo, fundaciones y grupos de padrinazgos escolares. Mi sugerencia es ser desconfiados, hasta tanto se establezcan lazos sólidos.

u 5. Las necesidades en El Impenetrable son TODAS, pero se sugiere fuertemente a quienes quieran colaborar, que no envíen gente con cosas ni organicen recolecciones de cualquier cosa. Siempre es mejor consultar primero qué se necesita, dónde y para qué.

u 6. Lo que más se necesita es: leche en polvo, harina, polenta, arroz, fideos, yerba, azúcar y aceite. Y en todos los casos, zapatillas. Ropa usada, sólo si se sabe exactamente a qué familia se envía. Medicamentos no, salvo que se tenga un grupo médico que lo avale. Y tampoco recomendamos enviar golosinas: sólo sirven para picar los dientes de chicos que no tienen defensas y acaso jamás en sus vidas verán a un dentista.

u 7. Una pregunta frecuente se refiere a la posibilidad de ayudar a que los aborígenes generen microemprendimientos productivos. Sería ideal, sin dudas, pero en estas comunidades hay enormes problemas de infraestructura: caminos intransitables, carencia de agua potable, clima extremo e inclemente y no se puede garantizar la producción a escala de artesanías ni productos primarios. Además, es dificilísimo penetrar en el mundo aborigen. De ahí que sólo una fuerte decisión política estatal podría –y debería– impulsar microemprendimientos sustentables.

Fuente:

http://www.perfil.com/contenidos/2007/11/10/noticia_0014.html











Desnutrición – Argentina – Chaco: Murió un aborigen que fue internado hace tres meses

fernando-lopez-fallecido.jpgSe llamaba Fernando López

A pesar de la atención sanitaria que recibió cuando ingresó al Perrando con una grave desnutrición, no pudo burlar el trágico destino. Una de sus hijas denunció que estando internado López había sufrido un golpe severo en la cabeza.

Falleció este viernes, Fernando López, un anciano aborigen de la etnia toba que vivía en el barrio Cacique Pelayo y que el 21 de agosto ingresó al Hospital Perrando con poco más de 25 kilos.

Tras meses internación, indefectiblemente, el destino parece ser el mismo a pesar de la atención sanitaria. Vale decir también que López debió acudir a la prensa para lograr ser internado, ya que según manifestó una de sus hijas, las autoridades del Perrando se negaban a atenderlo.
A pesar de la grave desnutrición que afectaba al anciano, la hija de López afirmó ayer en su velatorio que “se cayó de la cama y lo encontré con un enorme golpe en la cabeza”, cuando aún estaba internado en el Perrando.
“En estos días que volvió seguía sintiendo el dolor en la cabeza, creo que ese golpe fue lo hizo empeorar”, aseguró. “Yo se bien que ese golpe fue el que le afectó”, apuntó. También expresó que “porque somos aborígenes somos discriminados.

Ese hospital es un matadero. No hay atención, esa es la verdad. A veces yo me iba y encontraba el jarro de leche en la mesita, no le daban la leche y el no podía tomar solo”, afirmó la hija de López.

El 21 de agosto, un grupo de dirigentes sociales llevó a Fernando López al hospital Perrando para solicitar su internación y atención, debido a su grave estado de salud a partir de la falta de alimentación. López era entonces un anciano de 83 años, aborigen, que habitaba en el barrio Cacique Pelayo.
López fue velado este viernes en su casa del Barrio Cacique Pelayo y sus restos fueron inhumados en la mañana del sábado.
Así, López se suma a la lista abierta con el fallecimiento de Mabel Pino Fernández, aborigen desnutrida que después de 3 semanas de haber sido internada en el Perrando a través de la misma metodología, encontró la muerte en el hospital de Castelli.

(Fuente: elDIARIO de la Región)

Fuente:

http://www.chacodiapordia.com/2007/html/nota_des.php?n=13633













Apolinario Dominguez: Aborígenes víctimas del “genocidio silencioso” argentino

Nota de Marcial Candioti: La nota es publicada en Inglaterra por el diario: “The Independent”

La foto es del Sr. Apolinario Domínguez.
apolinario-dominguez-52-anos.jpg
_____________________________________________________________________

Aboriginal victims of Argentina’s ‘silent genocide’
By Andres Schipani in Villa Rio Bermejito
Published: 02 October 2007

The morning is dry and cold in the Argentine woodlands but Apolinario Dominguez is bent on taking off his shirt to allow visitors to see his emaciated skeleton – all 36kg (six stone) of it – for themselves.

With a claw-like hand, he grabs his ribs; the flesh has all but melted away and his fingertips are almost touching. But his eyes sparkle from their sunken orbits for today is a good day – after almost 100 hours without a bite to eat, he has managed to put a meagre amount of food in his belly.

Apolinario belongs to the Toba tribe and his plight is repeated among the 30,000-strong aboriginal population all over this densely forested area of Chaco province, otherwise known as El Impenetrable. Their suffering has burst into the national consciousness, after the deaths of 14 Toba in recent weeks from a combination of malnourishment, tuberculosis, and the Chagas virus, carried by the local vinchucas bugs.

Key to the tribe’s decline, according to a human rights group that monitors the area, is the indiscriminate and sometimes illegal deforestation that is paving the way for more commercial and profitable plantations, in the process destroying the Toba’s natural habitat.

Apolínario, for example, used to be a bracero, picking cotton. But now it is soya that is taking over. Argentina is already one of the world’s largest exporters, feeding the exploding global market for biofuels.

While much of Argentina is enjoying a strong rebound from the financial crash earlier this decade, its aboriginal populations continue to live on the margins with little or no political voice and a standard of living worlds apart from the middle classes of cities such as Buenos Aires.

The Toba have always been reliant on algarrobo trees, but many of have been felled to make way for the soya plantations, depriving the people of the highly nutritious algarroba bean, and driving out the prey they used to hunt with bows and arrows.

“El Impenetrable sums up the situation of aborigines in Argentina,” said Rolando Nuñez, a solicitor who runs the local Nelson Mandela Centre for Social Research and Human Rights.

“Hunger is growing day by day in the area, and that, added to the constant presence of tuberculosis and Chagas, and lack of medical attention is making this to seem like the mechanism of a silent genocide.”

Ricardo Sandoval, a young aborigine activist whose aunt died four weeks ago weighing just four stone, says Argentina has forgotten its aborigines. “Aborigines are condemned as soon as they are born. They are condemned to hunger, to illness, to discrimination … They are condemned to be forgotten,” he said.

Such allegations are swiftly dismissed by Enrique Mayol, Chaco province’s health minister. “The situation is not out of control … [and] regarding the aborigines, we have intensified our work. We are aware of the cases,” he said.

But some, like Hubert Oswin Arkwright, a local pro-aboriginal activist of British descent, are not convinced and see more sinister motives beyond the way Aborigines are living.

“There is an ongoing extermination of the aborigines in the Chaco … land is a big issue here,” he explained.

“They are aware “the whites” [non-Aboriginal Argentinians] are violating their rights. But they are too weak – physically and politically – to protest.”

Fuente: http://news.independent.co.uk/world/americas/article3018377.ece

____________________________________________________________________

Nota del Blog:

Inmediatamente debajo la traducción y artículo publicado por Chaco día por día.

Marcial Candioti

____________________________________________________________________

Diario inglés reflejó situación aborigen en el Chaco

A través de un enviado especial

Un enviado especial del periódico inglés “The Independent”, acompañado del coordinador del Centro Mandela, Rolando Núñez, visitó El Impenetrable chaqueño y reflejó en un artículo la situación de los pueblos originarios.

Aborígenes víctimas del “genocidio silencioso” argentino
Por Andres Schipani, desde Villa Río Bermejito (Enviado Especial)

La mañana es seca y fría en el monte de Argentina, pero Apolinario Domínguez se quita su remera para que los visitantes podamos apreciar su cuerpo esquelético y emaciado (36 kilos) por nosotros mismos.

Con una mano en garra, él engancha sus costillas; sus músculos son casi inexistentes y puede hacerlo. Pero sus ojos brillan desde lo profundo de sus órbitas hundidas porque hoy es un buen día para él: luego de casi 100 horas sin probar bocado alguno puede sentir una pequeña cantidad de alimento en su barriga.

Apolinario pertenece a la tribu Toba y su situación se repite entre los más de 30.000 pobladores aborígenes originarios en esta área densamente forestal de la provincia del Chaco, también conocida como El Impenetrable. Su sufrimiento se ha instalado explosivamente en la conciencia nacional luego de la muerte de 14 Tobas en las últimas semanas, víctimas de una combinación de desnutrición, tuberculosis y la enfermedad de Chagas, transmitida por las vinchucas locales.

La clave para la extinción de su tribu, de acuerdo a grupos de derechos humanos que monitorean el área, es la deforestación indiscriminada, a veces ilegal, para implantar cultivos más rentables comercialmente, que ha originado un proceso de destrucción del hábitat natural de los Tobas.

Apolinario, por ejemplo, ha sido “bracero”, cosechador de algodón. Pero ahora el negocio es la soja. Argentina es uno de los más grandes exportadores que alimenta el creciente mercado global de biocombustibles.

Mientras gran parte de la Argentina experimenta una fuerte recuperación del desastre financiero del principio de esta década, los pueblos aborígenes originarios continúan viviendo marginalmente, con escasa o nula voz política, como si fuera un mundo aparte de las ciudades de clase media como Buenos Aires.

Los Tobas siempre han vivido relacionados con los árboles de algarrobo, pero la mayoría de ellos se han talado para dar paso a la soja, privando al pueblo Toba de las altamente nutritivas semillas de algarrobo y haciendo desaparecer los animales que cazaban con sus arcos y flechas.

“El Impenetrable representa el extremo de la situación de los aborígenes en Argentina”, dice Rolando Núñez, un voluntario que dirige el Centro de Estudios Nelson Mandela para la Investigación Social y Derechos Humanos.

“La hambruna crece día a día en el área, y esto, sumado a la presencia constante de tuberculosis y Chagas y la falta de atención médica, hace que éste sea un mecanismo de genocidio silencioso.”

Ricardo Sandoval, un joven activista aborigen cuya tía murió cuatro semanas atrás pesando exactamente 24 kilos, dice que la Argentina ha olvidado a sus aborígenes: “Los aborígenes estamos condenados desde el momento en que nacemos. Estamos condenados al hambre, a la enfermedad, a la discriminación … estamos condenados a ser olvidados”, dijo.

Estos alegatos son rápidamente desmentidos por Enrique Mayol, ministro de Salud de la provincia del Chaco. “La situación no está fuera de control … (y) respecto a los aborígenes, hemos intensificado nuestro trabajo. Somos conscientes de los casos”, dijo.

Pero algunos, como Huber Oswin Arkwright, un activista pro-aborígenes local descendiente de Británicos, no están convencidos de eso y ven motivos mucho más siniestros más allá de las condiciones en que viven los aborígenes. “Hay un exterminio en curso de los aborígenes en el Chaco… el tema de la tierra es un gran motivo en esto”, explicó.

“Ellos saben que “los blancos” (Argentinos no aborígenes) están violando sus derechos. Pero ellos están muy débiles, física y políticamente, para protestar”

Fuente:

“Ellos saben que “los blancos” (Argentinos no aborígenes) están violando sus derechos. Pero ellos están muy débiles, física y políticamente, para protestar”

Fuente: http://www.chacodiapordia.com/2007/html/imprimir01.php?id=12390

















Ley 23.302 – Ley Indigena en vigencia.

Nota del Blog: Si esta Ley vigente actualmente se cumpliese, no habría ciudadanos argentinos de origen indigena muriendo por desnutrición o hambre.

¿Porque esta Ley no se cumple?

Marcial Candioti

____________________________________________________________________

ABORIGENES-INSTITUTO NACIONAL DE ASUNTOS INDIGENAS:
CREACION -ADJUDICACION DE TIERRAS-CAMPAÑAS DE ALFABETIZACION-PLANES DE ESTUDIO-ASISTENCIA SANITARIA-PLAN PARA LA VIVIENDA
EL SENADO Y CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION ARGENTINA REUNIDOS EN CONGRESO, ETC., SANCIONAN CON FUERZA DE LEY:

I – OBJETIVOS
ARTICULO 1- Declárase de interés nacional la atención y apoyo a los aborígenes y a las comunidades indígenas existentes en el país, y su defensa y desarrollo para su plena participación en el proceso socioeconómico y cultural de la Nación, espetando sus propios valores y modalidades. A ese fin, se implementarán planes que permitan su acceso a la propiedad de la tierra y el fomento de su producción agropecuaria, forestal, minera, industrial o artesanal en cualquiera de sus especializaciones, la preservación de sus pautas culturales en los planes de enseñanza y la protección de la salud de sus integrantes.

II – DE LAS COMUNIDADES INDIGENAS
ARTICULO 2- A los efectos de la presente ley, reconócese personería jurídica a las comunidades indígenas radicadas en el país. Se entenderá como comunidades indígenas a los conjuntos de familias que se reconozcan como tales por el hecho de descender de poblaciones que habitaban el territorio nacional en la época de la conquista o colonización e indíge-nas o indios a los miembros de dicha comunidad.
La personería jurídica se adquirirá mediante la inscripción en el Registro de Comunidades Indígenas y se extinguirá medi-ante su cancelación.

ARTICULO 3- La inscripción será solicitada haciendo constar el nombre y domicilio de la comunidad, los miembros que la integran y su actividad principal, la pautas de su organización y los datos y antecedentes que puedan servir para acreditar su preexistencia o reagrupamiento y los demás elementos que requiera la autoridad de aplicación. En base a ello, ésta otorgará o rechazará la inscripción, la que podrá cancelarse cuando desaparezcan las condiciones que la determinaron.

ARTICULO 4- Las relaciones entre los miembros de las comunidades
indígenas con personería jurídica reconocida se regirán de acuerdo a las disposiciones de las leyes de cooperativas, mutua-lidades u otras formas de asociación contempladas en la legislación vigente.
III – DEL INSTITUTO NACIONAL DE ASUNTOS INDIGENAS

ARTICULO 5- Créase el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas como entidad descentralizada con participación in-dígena, que dependerá en forma directa del Ministerio de Salud y Acción Social.
El Poder Ejecutivo designará a su titular y deberá constituirse dentro de los 90 días de la vigencia de la presente ley. Con-tará con un Consejo de Coordinación y un Consejo Asesor. I – El Consejo de Coordinación estará integrado por:
a) Un representante del Ministerio del Interior;
b) Un representante del Ministerio de Economía;
c) Un representante del Ministerio de Trabajo;
d) Un representante del Ministerio del Educación y Justicia;
e) Representante elegidos por las comunidades aborígenes cuyo
número, requisítos y procedimiento electivo, determinará la reglamentación; f) Un representante por cada una de las provincias que adhieran a la presente ley. II – El Consejo Asesor estará integrado por:
a) Un representante de la Secretaría de Acción Cooperativa;
b) Un representante de la Secretaría de Comercio;
c) Un representante del Instituto Nacional de Tecnología
Agropecuaria;
d) Un representante de la Secretaría de Cultos;
e) Un representante de la Comisión Nacional de Areas de Fronteras.

ARTICULO 6- Corresponde al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas:
a) Actuar como organismo de aplicación de la presente ley, velando por su cumplimiento y la consecución de los obje-tivos;
b) Dictar su reglamento funcional, normas de aplicación y proponer las que correspondan a la facultad reglamentaria del Poder Ejecutivo;
c) LLevar el Registro Nacional de Comunidades Indígenas y disponer la inscripción de las comunidades que lo soliciten y resolver, en su caso, la cancelación de la inscripción, para todo lo cual deberá coordinar su acción con los gobiernos provin-ciales, y prestar el asesoramiento necesario para facilitar los trámites. Las resoluciones del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, relativas a la inscripción de las comunidades, así como a su cancelación, serán apelables ante la Cámara Federal del lugar dentro del plazo de diez (10) días;
d) Elaborar e implementar planes de adjudicación y explotación de las tierras, de educación y de salud;
e) Proponer el presupuesto para la atención de los asuntos indígenas y asesorar en todo lo relativo a fomento, pro-moción y desarrollo de las comunidades indígenas del país.

IV – DE LA ADJUDICACION DE LAS TIERRAS

ARTICULO 7- Dispónese la adjudicación en propiedad a las comunidades indígenas existentes en el país, debidamente inscriptas, de tierras aptas y suficientes para la explotación agropecuaria, forestal, minera, industrial o artesanal, según las modalidades propias de cada comunidad. Las tierras deberán estar situadas en el lugar donde habita la comunidad o, en caso necesario en las zonas próximas más aptas para su desarrollo. La adjudicación se hará prefiriendo a las comunidades que pa-rezcan de tierras o las tengan insuficientes; podrá hacerse también en propiedad individual, a favor de indígenas no in-tegrados en comunidad, prefiriendose a quienes formen parte de grupos familiares. La autoridad de aplicación aten-derá también a la entrega de títulos definitivos a quienes los tengan precarios o provisorios.

ARTICULO 8- La autoridad de aplicación elaborará, al efecto, planes de adjudicación y explotación de las tierras conforme a las disposiciones de la presente ley y de las leyes específicas vigentes sobre el particular, de modo de efectuar sin demora la adjudicación a los beneficiarios de tierras fiscales de propiedad de la Nación. El Poder Ejecutivo dispondrá la transferencia de las tierras afectadas a esos fines a la autoridad de aplicación para el otorgamiento de la posesión y pos-teriormente de los títulos respectivos. Si en el lugar de emplazamiento de la comunidad no hubiese tierras fiscales de propiedad de la Nación, aptas o disponibles, se gestionará la transferencia de tierras fiscales de propiedad provincial y comunal para los fines indicados o su adjudicación directa por el gobierno de la provincia o en su caso el municipal. Si fuese necesario, la autoridad de aplicación propondrá la expropiación de tierras de propiedad privada al Poder Ejecutivo, el que promoverá ante el Congreso Nacional las leyes necesarias.

ARTICULO 9- La adjudicación de tierras previstas se efectuará a Título gratuito. Los beneficiarios estarán exentos de pago de impuestos nacionales y libre de gastos o tasas administrativas. El organismo de aplicación gestionará exenciones impositivas ante los gobiernos provinciales y comunales. El Poder Ejecutivo dispondrá la apertura de líneas de créditos pre-ferenciales a los adjudicatarios para el desarrollo de sus respectivas explotaciones, destinados a la adquisición de ele-mentos de trabajo, semillas, ganado, construcciones y mejoras, y cuanto más pueda ser útil o necesario para una mejor explotación.

ARTICULO 10- Las tierras adjudicadas deberán destinarse a la explotación agropecuaria, forestal, minera, industrial o artesanal en cualquiera de sus especialidades, sin perjuicio de otras actividades simultáneas. La autoridad de aplicación asegurará la prestación de asesoramiento técnico adecuado para la explotación y para la promoción de la organización de las actividades. El asesoramiento deberá tener en cuenta las costumbres y técnicas propias de los aborígenes comple-mentándolas con los adelantos tecnológicos y científicos.

ARTICULO 11- Las tierras que se adjudiquen en virtud de lo previsto en esta ley son inembargables e inejecutables. Las excepciones a este principio y al solo efecto de garantizar los créditos con entidades oficiales serán previstas por la reglamentación de esta ley. En los títulos respectivos se hará constar la prohibición de su enajenación durante un plazo de veinte años a contar de la fecha de su otorgamiento.

ARTICULO 12- Los adjudicatarios están obligados a:
a) Radicarse en las tierras asignadas y trabajarlas personalmente los integrantes de la comunidad o el adjudicatario individual con la colaboración del grupo familiar;
b) No vender, arrendar o transferir bajo ningún concepto o forma sus derechos sobre la unidad adjudicada, ni subdividir o anexar las parcelas sin autorización de las autoridad de aplicación. Los actos jurídicos realizados en contravención a esta norma serán reputados nulos a todos sus efectos.
c) Observar la disposiciones legales y reglamentarias y las que dicte la autoridad de aplicación relativas al uso y explotación de las unidades adjudicadas.

ARTICULO 13- En caso de extinción de la comunidad o cancelación de su inscripción, las tierras adjudicadas a ellas pasarán a la Nación o a la Provincia o al Municipio según su caso. En este supuesto la reglamentación de la presente, establecerá el orden de prioridades para su readjudicación si correspondiere. El miembro de una comunidad adjudicataria de tierras que las abandone no podrá reclamar ningún derecho sobre la propiedad; los que le correspondieran quedarán en beneficio de la misma comunidad a que pertenecía.

V – DE LOS PLANES DE EDUCACION
ARTICULO 14- Es prioritaria la intensificación de los servicios de educación y cultura en las áreas de asentamiento de las comunidades indígenas. Los planes que en la materia se implementen deberán resguardar y revalorizar la identidad histórico-cultural de cada comunidad aborígen, asegurando al mismo tiempo su

ARTICULO 15.-Acorde con las modalidades de organización social previstas en el artículo cuarto de esta ley, los planes educativos y culturales también deberán:
a) enseñar las técnicas modernas para el cultivo de la tierra y la industrialización de sus productos y promover huertas y granjas escolares o comunitarias;
b) promover la organización de talleres-escuela para la preservación y difusión de técnicas artesanales; y
c) enseñar la teoría y la práctica del cooperativismo.

ARTICULO 16.- La enseñanza que se imparta en las áreas de asentamiento de las comunidades indígenas asegurarán los contenidos curriculares previstos en los planes comunes y además, en el nivel primario se adoptará una modalidad de trabajo consistente en dividir el nivel en dos ciclos: en los tres primeros años, la enseñanza se impartirá en la lengua indígena materna correspondiente y se desarrollará como materia especial el idioma nacional; en los restantes años, la enseñanza será bilingüue. Se promoverá la formación y capacitación de docentes primarios bilingüues, con especial énfasis en los aspectos antropológicos, lingüuisticos y didácticos, como asimismo la preparación de textos y otros materiales, a través de la creación de centros y/o cursos especiales de nivel superior, destinados a estas actividades. Los establecimientos primarios ubicados fuera de los lugares de asentamiento de las comunidades indígenas, donde existan niños aborígenes (que sólo o predominantemente se expresen en lengua indígena) podrán adoptar la modalidad de trabajo prevista en el presente artículo.

ARTICULO 17.- A fin de concretar los planes educativos y culturales para la promoción de las comunidades indígenas se implementarán las siguientes acciones:
a) Campañas intensivas de alfabetización y postalfabetización;
b) Programas de compensación educacional;
c) Creación de establecimientos de doble escolaridad con o sin albergue, con sistemas de alternancias u otras modalidades educativas, que contribuyan a evitar la deserción y a fortalecer la relación de los centros educativos con los grupos comunitarios: y
d) Otros servicios educativos y culturales sistemáticos o asistemáticos que concreten una auténtica educación permanente. La autoridad de aplicación promoverá la ejecución de planes educativos y culturales para asegurar el cumplimiento de los objetivos de esta ley, asesorará en la materia el ministerio respectivo y a los gobiernos provinciales y los asistirá en la supervisión de los establecimientos oficiales y privados.

VI- DE LOS PLANES DE SALUD

ARTICULO 18.- La autoridad de aplicación coordinará con los gobiernos de provincia la realización de planes intensivos de salud para las comunidades indígenas, para la prevención y recuperación de la salud física y psíquica de sus miembros, creando unidades sanitarias móviles para la atención de las comunidades dispersas. Se promoverá la formación de personal especializado para el cumplimiento de la acción sanitaria en las zonas de radicación de las comunidades.

ARTICULO 19.- Se declarará prioritario el diagnóstico y tratamiento mediante control periódico, de enfermedades contagiosas , endémicas y pandémicas en toda el área de asentamiento de las comunidades indígenas. Dentro del plazo de sesenta días de promulgada la presente ley deberá realizarse un catastro sanitario de las diversas comunidades indígenas, arbitrándose los medios para la profilaxis de las enfermedades y la distribución en forma gratuita bajo control médico de los medicamentos necesarios.

ARTICULO 20.- La autoridad de aplicación llevará a cabo planes de saneamiento ambiental, en especial para la provisión de agua potable, eliminación de instalaciones inadecuadas, fumigación y desinfección, campañas de eliminación de roedores e insectos y lo demás que sea necesario para asegurar condiciones higiénicas en los lugares de emplazamiento de las comunidades indígenas promoviéndose a ese efecto, la educación sanitaria de sus integrantes y el acceso a una vivienda digna.

ARTICULO 21.- En los planes de salud para las comunidades indígenas deberá tenerse especialmente en cuenta:
a) la atención buco-dental;
b) la realización de exámenes de laboratorio que complementen los exámenes clínicos;
c) la realización de exámenes cardiovasculares, a fin de prevenir la mortalidad prematura;
d) el cuidado especial del embarazo y parto y la atención de la madre y el niño;
c) la creación de centros de educación alimentaria y demás medidas necesarias para asegurar a los indígenas una nutrición equilibrada y suficiente;
f) el respeto por las pautas establecidas en las directivas de la Organización Mundial de la Salud, respecto de la medicina tradicional indígena integrando a los programas nacionales de salud a las personas que a nivel empírico realizan acciones de salud en áreas indígenas;
g) la formación de promotores sanitarios aborígenes especializados en higiene preventiva y primeros auxilios. Las medidas indicadas en este capítulo lo serán sin perjuicio de la aplicación de los planes sanitarios dictados por las autoridades nacionales, provinciales y municipales, con carácter general para todos los habitantes del país.
VII – DE LOS DERECHOS PREVISIONALES

ARTICULO 22.- El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, elaborará y elevará al Poder Ejecutivo un proyecto de ley que contemple el derecho a la jubilación ordinaria de este sector social. La reglamentación de esta ley determinará un porcentual de pensiones no contributivas que beneficiará a los componentes de las comunidades indígenas que reúnan los recaudos establecidos por la ley 13.337.
VIII – DE LOS PLANES DE VIVIENDA

ARTICULO 23.- El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas gestionará la habilitación de planes especiales para la construcción de viviendas, para los titulares de las tierras adjudicadas por esta ley, preferentemente con materiales, técnicas utilizadas por cada comunidad, mano de obra propia, del Banco Nación, el FONAVI y de cualquier otro plan habitacional de fomento l
IX – DE LOS RECURSOS

ARTICULO 24.- Hasta la inclusión de las partidas pertinentes en el en el presupuesto general de la Nación, el Poder Ejecutivo podrá efectuar las reestructuraciones de créditos de presupuesto general de la Administración Nacional que fueren necesarias para el adecuado cumplimiento de esta ley, a cuyo efécto podrá disponer cambios de las denominaciones de los conceptos, partidas y subpartidas existentes o crear nuevas y reestructurar, suprimir, transferir y crear servicios.
ARTICULO 25.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FIRMANTES
PUGLIESE-OTERO-Bravo-Macris













Desnutrición en Argentina: Fotos de la Crueldad Absoluta – Fotos no recomendadas para personas de alta sensibilidad.

ADVERTENCIA:Esta nota contiene fotos que pueden herir su sensibilidad.El Blog le está advirtiendo previamente, -que si usted continúa, es bajo su completa responsabilidad-.

Considere esta advertencia, antes de seguir bajando con su ratón, o Mouse.

A partir de esta advertencia, este Blog, deslinda cuestionamientos y/o queja/s, ya que considera que usted acaba de ser advertido, tanto en el texto precedente, como en el Título de la Nota.

Gracias.

Marcial Candioti.

DESNUTRICION: DUELE EL ALMA AL PENSAR LO QUE DEBEN HABER SENTIDO QUIENES SACARON LAS FOTOS, DUELE EL ALMA AL BUSCARLAS Y PUBLICARLAS, Y LES DEBE DOLER EL ALMA AHORA QUE USTEDES LAS VEN.

EXISTEN DOS CAMINOS A MI CRITERIO:

1- PUBLICAR ESTAS FOTOS, PARA QUE LAS IMAGENES – FUERTISIMAS – LLEGUEN A LA GENTE COMÚN, Y VEAN LA REALIDAD ACTUAL DE LO QUE SUCEDE EN PROVINCIAS ARGENTINAS, Y EN EL MUNDO SUBDESARROLLADO ANTES Y AHORA.

NO OLVIDEMOS QUE ESTO SUCEDE HOY EN LA ARGENTINA REITERO.

¿ QUE HAY QUE AGREGAR A ESTAS FOTOS ? : NADA. DICEN TODO.

2- EXISTE LA POSICIÓN DE NO PUBLICAR ESTE TIPO DE FOTOS, YA QUE ES VISTO COMO UNA FALTA DE RESPETO A QUIENES PADECEN DESNUTRICION.

MI DESICIÓN: PUBLICARLAS, EL 1ER. CRITERIO.

EL SEGUNDO CRITERIO SIGNIFICA EN MI OPIÑION OCULTAR LA REALIDAD, QUE LOS HACE COMPLICES DE LOS RESPONSABLES, A QUIENES TIENEN ACCESO A LA INFORMACIÓN, UN MEDIO DE EXPRESION Y OBIAMENTE SE HAN DEDICADO A ESTUDIAR LA SITUACION.

UN CAMINO PARA QUE LA DESNUTRICION NO EXISTA EN LA ARGENTINA ES PRECISAMENTE MOSTRAR QUE OCURRE, ES REAL Y ACTUAL.

FOTOGRAFIAR O PUBLICAR ESTAS FOTOS EN ESTE CONTEXTO, AYUDA A LA CONCIENTIZACION DE LA OPIÑON PUBLICA, A QUE LOS RESPONSABLES DE … ESTA CRUELDAD?, -ES DIFICIL ADJETIVARLO UTILIZANDO UN LEXICO ACORDE A LA EDUCACION, USOS Y COSTUMBRES- PUEDAN VER QUE HAY MUCHOS ARGENTINOS Y EXTRANJEROS, POR LO QUE HE INVESTIGADO EN INTERNET – ESPECIALMENTE MEXICO, LA B.B.C., LOS BLOGS – QUE SE OCUPAN DEL TEMA, Y QUE NO LO VAMOS A DEJAR EN EL OSCURANTISMO.

LOS BLOGS, LAS PÁGINAS WWW. DE INTERNET, HOY LE DAN EL ESPACIO HUMANITARIO, A SERES HUMANOS QUE MUEREN POR ENFERMEDADES DERIVADAS DE LA DESNUTRICION, DEL HAMBRE CONCRETAMENTE.

LOS MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACION EN GENERAL, NO LE DAN LA IMPORTANCIA CENTRAL QUE TIENE ESTE TEMA A FUTURO, PERO NADA ES CASUAL, SEGURAMENTE TENDRÁN SUS RAZONES., QUE OBIAMENTE NO COMPARTO.

NO SERA QUIEN SUSCRIBE, EL QUE MIRE PARA OTRO LADO, Y AYUDE AL OLVIDO.

AGRADEZCO A TODOS, EN TODAS PARTES DEL MUNDO DONDE SE ENCUENTREN, QUE NO MIRAN PARA OTRO LADO Y DEFENDEMOS A LOS QUE NO PUEDEN DEFENDERSE, DESDE NUESTRAS POSIBILIDADES.

INDIGNO SERIA NO PUBLICAR LAS FOTOS, INDIGNO ES NO TRATAR DE PROTEGERLOS, INDIGNO ES QUE UNA O VARIAS O.N.G., SE TENGAN QUE OCUPAR DE TRATAR LA SOLUCIÓN.

NO SON LAS O.N.G. LAS RESPONSABLES. NO SOMO LOS QUE PUBLICAMOS RESPONSABLES.

YO SOY RESPONSABLES DE MIS ACTOS – DE TODOS ELLOS, CON MIS ACIERTOS Y ERRORES – PERO NO SOY RESPONSABLE / CULPABLE, DE NINGUNO ACTO REALIZADO POR OTRA PERSONA, ASI QUE POR FAVOR NO SIGAN DICIENDO POR LOS MEDIOS QUE ¨TODOS SOMOS RESPONSABLES… / CULPABLES DE…¨ NO SUBESTIMEN TANTO A LA GENTE, COMO SE VIENE HACIENDO DESDE HACE DECADAS.

HAY QUE ACTUAR CON LA LEY EN LA MANO – SIEMPRE LA LEY – Y LA JUSTICIA – NACIONAL E INTERNACIONAL – SOBRE LOS VERDADEROS RESPONSABLES DE LO QUE SUCEDE Y DE LA SOLUCION QUE DEBEN BRINDAR.

DEBEMOS TENER MEMORIA, MAS MEMORIA TODAVIA POR LOS QUE MAS SUFREN Y NADA PUEDEN HACER.

ESTA ES MI FORMA DE LUCHAR POR ELLOS: LA PALABRA Y LAS IMAGENES.

POR LOS MOTIVOS ANTES ESCRITOS ES QUE PUBLICO ESTAS FOTOS.

MARCIAL CANDIOTI

005-argentina-chaco.jpg006-argentina.jpgrosa-molina-chaco.jpgninos-engermos-chaco-2.jpg DESNUTRICION:

Desnutrición, Hambre en Argentina:

¿Y los otros 45 mil qué?
Por Carlos Graneri – Tuesday, Nov. 20, 2007 at 1:19 PM

Promedia la audiencia en Tribunales, el juez Carlos Fayt le dice a Liliana Periotti, representante del Ministerio de Desarrollo Social del Estado Argentino, “segun lo que usted informa, mediante ese plan se han abastecido a unas 3 mil familias, pongamos como promedio que cada familia tenga 5 integrantes serian unas 15 mil personas. En la provincia del Chaco se estima que hay unos 60 mil aborigenes. ¿Que sucede con los otros 45 mil?”. La licenciada traga saliva y responde con una evasiva mas, de las muchas que se suceden en la audiencia. Discursos preparados, graficos y planes que sin ninguna duda funcionan son las respuestas que da tanto el Estado como el gobierno del Chaco en el marco de la audiencia. Veinte muertos hasta hoy y un estado de precariedad y desnutricion en muchos mas en la provincia del Chaco parecen decir lo contrario.

La audiencia fue convocada por la Corte Suprena de Justicia de la Nacion debido a una denuncia penal del Defensor del Pueblo Eduardo Mondino. La Corte Suprema ya habia dictado anteriormente una medida cautelar para que se alimente y se les provea de agua a las comunidades qom de la zona del Impenetrable chaqueño. Al continuar las muertes los jueces quisieron saber si dicha medida se habia cumplido. Todos los jueces y en especial el presidente de la Corte Ricardo Lorenzetti, obraron cual arbitros de boxeo separando tediosos contendientes de una pelea, cortando innumerables veces las enumeraciones de programas, convenios y las demostraciones de graficos con las que el estado chaqueño y el gobierno nacional intentaron convencer.

En primer lugar se expresaron los representantes del IDACH (Instituto del Abotigen Chaqueño), Orlando Charole y Egidio Garcia que en breves y concretas palabras dejaron en claro que el pueblo qom no era asistido de ninguna manera.Charole fue elocuente al respecto “nosotros recorremos los lugares y no se esta abasteciendo a la gente. Lo vivi en carne propia ya que una de las personas fallecidas es mi propia tia. Niego profundamente que haya un despliegue importante para atender a la gente”

Luego, por el gobierno del Chaco hablaron el fiscal Simoni, quien dijo que “antes de la medida cautelar la provincia ya se venia ocupando de las poblaciones indigenas” “a mi me parece una inconsecuencia que un organo del propio estado provincial (el IDACH) este criticando la actuacion que tenemos con Desarrollo Social cuando tendriamos que estar trabajando aunadamente”; un tecnico, que mostro muchos mapas y al que se le solicitaba saber como el transporte llegaba a lugares de complicado acceso de la provincia y el propio Ministro de Salud del Chaco que atribuyo las muertes a enfernedades terminales oncologicas, o a insuficiencias hepaticas y renales.

Por el Estado Nacional ademas de la ya citada Periotti hablo el subsecretario de Recursos Alimentarios del Estado Nacional Walter Valle quien en realidad fue el unico de los expositores que brindo algunos datos concretos, como que habia unos 250 casos de desnutricion, pero ante la pregunta del Tribunal los atribuyo entre otras cosas, a “una mala distribucion de los alimentos dentro del seno de las familias”. Reconocio tambien casos de tuberculosis.

Ninguno de los funcionarios, por supuesto, dijo que la gente se murio de hambre. Uno no es medico, pero las fotos y los testimonios filmicos hacian sugerir esa idea.

Finalmente, los jueces se retiraron a deliberar y dar posicion sobre el tema

Egidio Garcia comentaba al finalizar la audiencia lo sucedido como “un hecho historico para los pueblos originarios de la provincia del Chaco”. Sobre el informe tecnico dijo “que no nos llamo mucho la atencion, mas bien nos genero bronca, porque hay familias enteras que padecen el hambre y la desnutricion, no mas muertes”. Orlando Charole a su vez nos dijo “que para la Corte el tema indigena no es tan sencillo, es un tema muy complejo, lo que pasa es que el Estado Nacional, como las provincias con poblacion indigena nunca nos han tomado muy en serio, por eso lo que hacen los señores jueces de la Corte de nuestro pais es muy importante”. Con respecto a la audiencia dijo “hemos soportado siempre mucha persecucion, racismo y la inasistencia de los estados, el pueblo indigena siempre tuvo mucha paciencia y no se va a desesperar por la falta de una respuesta inmediata, pero quiero dejar asentado que confiamos plenamente en los señores jueces, esto esta en manos de ellos”

(Corte Suprema de Justicia de la Nacion, 6/11/07)

Carlos Graneri

Fuente: http://argentina.indymedia.org/news/2007/11/565690.php 











Desnutrición: Muerte de Lactante por desnutrición en Santa Fe – Argentina

 BUENOS AIRES, oct. 15 (UPI) — Un lactante de nueve meses de edad murió por desnutrición en las últimas horas en la provincia de Santa Fe.

El pequeño fallecido, identificado como Lionel López, “creció junto a sus padres y demás familiares en un cuadro de extrema pobreza y en condiciones sanitarias sumamente precarias”.

Así lo describió el diario Clarín, y al señalar que “el barrio de extrema pobreza está ubicado en el límite noroeste de la ciudad, sobre el valle aluvional del río Salado. Es una zona donde habitualmente se producen inundaciones por la crecida del río”.

La familia del niño es descendiente de indígenas Tobas, que en la vecina Chaco enfrentan un agudo cuadro de desnutrición con más de una decena de casos de muerte.
Fuente: http://www.tiemposdelmundo.com/Titulares/2007/10/15/lactante_de_nueve_meses_muere_por_desnutricin_en_argentina/8560/








Argentina: La Corte, insatisfecha con los informes sobre la situación de los aborígenes en el Chaco

 Había ordenado asistir a comunidades indígenas de El Impenetrable, donde ya hubo 20 muertes.

Los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación no parecieron conformes con las explicaciones recibidas de las autoridades chaqueñas y nacionales. El 18 de setiembre les habían ordenado proveer de agua potable, alimentos, comunicación y transporte hasta los puestos sanitarios, a las comunidades indígenas de los departamentos General Güemes y General San Martín. Pero su rendición de cuentas, en audiencia pública, resultó insuficiente a los jueces.

El defensor Eduardo Mondino había presentado un amparo ante la Corte, al conocerse el elevado número de muertes y de casos de desnutrición en poblaciones aborígenes. Ayer, mientras se realizaba la audiencia, el doctor Rolando Núñez, del Centro de Estudios Nelson Mandela, informó que las muertes de indígenas en esa zona en los últimos cuatro meses ya llegan a 20.

A un mes y medio de la medida cautelar de la Corte, la provincia y la Nación fueron a informar cómo cumplieron sus órdenes. Pero antes, los ministros aceptaron escuchar al dirigente toba Egidio García, y a Orlando Charole, presidente del Instituto del Aborigen Chaqueño. Precisamente el IDACH solicitó a la Corte participar en la solución de fondo del problema, y hacerla extensiva a todas las poblaciones toba, wichí y mocoví de la provincia.

García pidió permiso para hablar en toba, pero la jueza Elena Highton respondió que no contaban con un traductor oficial. No le costó hacerse entender: “No queremos más papeles, queremos acciones. No queremos más informes. En la práctica, mi pueblo se sigue muriendo de hambre”.

Charole fue firme a pesar del “exceso de temblor” en la voz, emocionado al ser escuchado por el Tribunal y al recordar a su tía Mirta, una de las personas fallecidas en estos meses. Ante la pregunta del presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, denunció la falta de fondos del IDACH para atender a los 60.000 indígenas de la provincia, ya que el 80% del presupuesto se va en sueldos. “Incluso hay una acción judicial donde lo hemos denunciado -contó-. Hemos pedido más mesura a la provincia, y no sostener tanta planta permanente”.

Las preguntas de los jueces -entre los que Lorenzetti llevó la voz cantante- fueron concretas y pacientes. Pocas recibieron respuestas precisas. El presidente del IDACH intentó describir a los pueblos toba y wichí de esa zona: no existe un censo completo de indígenas, las comunidades están dispersas, pero “están perfectamente localizadas y se puede llegar perfectamente a ellas”, así sea en bicicleta o a caballo.

El fiscal de Estado del Chaco, Osvaldo Simoni, y el ministro de Salud Ricardo Mayol, intentaron convencer con las diapositivas que tenían preparadas, acerca de todos los programas y todo el equipamiento que, aseguran, despliega el gobierno provincial. Sin perder la calma, los jueces los interrumpieron para reiterar las mismas preguntas de todas las formas posibles: “¿Cómo se llegó a esa situación, si hay planes, comunicación y accesibilidad? ¿Por qué se mueren esas personas? ¿Hay ineficacia en la implementación de los programas? ¿La medida cautelar de la Corte era innecesaria?”

Sólo el ministro Enrique Petracchi, en su única intervención, pareció harto: “Si un Estado no sirve para terminar con el hambre y la enfermedad, no sirve para nada”.

Liliana Periotti, subsecretaria de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, dio cifras -también respaldadas en fotos- sobre los aportes en toneladas de alimentos y en litros de agua, “refuerzo a las políticas alimentarias de la provincia”. “Eso fue una sola vez, en abril”, aclaró Charole a Clarín.

Finalmente el secretario de Programas Sanitarios del Ministerio de Salud de la Nación, Walter Valle, puso blanco sobre negro: en el último mes, se detectaron 254 casos de desnutrición, 91 casos con sospecha de tuberculosis y 36 diagnosticados, 85 embarazos de riesgo, 53 discapacitados. Valle contó las medidas tomadas y los equipos, vehículos y fondos enviados al Chaco, en particular a esos departamentos: $6.588.679 entre 2006 y la primera mitad de 2007. “Hay un problema de gestión. Esta problemática debe tener un abordaje intercultural”, remarcó.

Observadores de la Corte evaluaron que, si bien en los primeros testimonios el problema no resultaba visible, al final quedó claro que existe, que hay cierto déficit en las políticas provinciales, y que no hay accesibilidad de todos los sectores a los planes. La Corte podría tomar más medidas cautelares y aconsejar la creación de un organismo para controlar su ejecución.

Nota del Blog: Es importante destacar que la Corte Suprema de la Nación Argentina debe actuar con ejecutividad inmediata, ya que si existe otro ser humano muerto por hambre en la República Argentina, los integrantes de esta Corte, deberían ser tomados como co – responsables, con el agravante del rol republiano que desempeñan en la sociedad Argentina.
Marcial Candioti

Fuente:   http://www.clarin.com/diario/2007/11/07/sociedad/s-03201.htm

Lista de Muertos por HAMBRE /ENFERMEDADES / DESNUTRICION en la Pcia. Chaco – República Argentina

C O M U N I D A D E S I N D I G E N A S

POBREZA EXTREMA – HAMBRE CONTINUO – DESNUTRICIÓN -TUBERCULOSIS – CHAGAS – OTRAS ENFERMEADES PROPIAS DE LA POBREZA – MÁS DESNUTRICIÓN – DÍAS DE VIDA VIVIDOS BAJO PRIVACIONES EXTREMAS (INSATISFACCIONES SEVERAS) – DESAPEGO DE LA SALUD/VIDA – ENFERMEDAD FINAL – MUERTES PREMATURAS O EVITABLES.

La muerte de Ceferina Pedro

Se produjo la muerte número 14 de la serie de fallecimientos que se iniciara a mediados de julio de este año. Falleció CEFERINA PEDRO, que vivió en el Paraje Pozo del Toro, cerca de J. J. Castelli.El deceso se produjo a las 20:20 horas del pasado día sábado 25, en el fatídico Hospital Güemes. También estaba enferma de tuberculosis y muy desnutrida. Ya integra el universo de muertes indignas.

Murió silenciosamente. Al día lunes, el ministro de salud de la provincia del Chaco no confirmó este fallecimiento en la entrevista que le realizara el Global Reporter Andrés Schipani-Adúriz, que efectuó un trabajo de investigación en terreno para el Diario The Guardian y El Observador (Londres). Así las incomprensibles situaciones y cosas en la provincia del Chaco.
-1-

El 11 de julio falleció Don JUAN GONZALEZ; murió en el fatídico Hospital Güemes de la ciudad de J. J. Castelli. Por muchos años estuvo enfermo de tuberculosis, seguido de desnutrición severa. Vivió en el Paraje El Colchón, dependiente del Municipio de Villa Río Bermejito. Vivió signado por los padecimientos.
-2-

El viernes 13 de julio murió LUCIANO GONZALEZ, aborígen conocido como Lucianito, antiguo habitante del Lote 6 de la localidad de Villa Río Bermejito. Estaba enfermo de tuberculosis y desnutrido.

-3-

El miércoles 18 de julio falleció MABEL “PINO” FERNANDEZ, aborígen toba que había sido traída desde El Espinillo para ser internada en el mes de mayo en el Hospital Perrando-Castelán de la ciudad de Resistencia. Semanas después, con el acuerdo del Ministerio de Salud, la Dirección dispuso el alta hospitalaria de Mabel, quién debió regresar a Espinillo. El 3 de julio fue nuevamente internada en el Hospital Güemes de J.J. Castelli, en muy mal estado. El 10 de julio fue dado de alta hospitalaria, en condiciones muy precarias, cursando riesgo de vida. Al cabo de esta funesta travesía, falleció dos días después. La velaron en su rancho, en El Espinillo, en total estado de abandono del sistema hospitalario.
-4-

El sábado 21 de julio, a las 13:00 horas, falleció el antiguo cacique ALBERTO GOMEZ, que vivía en el Paraje El Colchón. Lo internaron en el Puesto Sanitario de Villa Río Bermejito y luego fue derivado al hospital Güemes, donde falleció. Estaba muy desnutrido. En el acta de defunción se anotó como causa de muerte la tuberculosis pulmonar.
-5-

En el Hospital de Castelli falleció un bebé, en el vientre de la madre desnutrida o en el momento del parto que se produjo a través de cesárea; tenemos duda sobre el momento exacto del fallecimiento. La madre, LUISA YUNCA, fue derivada a un hospital de mayor complejidad ubicado en la segunda ciudad del Chaco, que es Presidencia Roque Sáenz Peña. Estuvo en terapia intensiva, con pronóstico reservado. Lo que siempre se repite en madres desnutridas, sufrió hemorragia desde el mismo trabajo de parto. Luego de estar internada en el Hospital Carrillo, desde la semana pasada se la derivó al Hospital Güemes, alojándosela en la Sala 1 de internación general de mujeres. Se repone muy lentamente.
-6-

También falleció ANDRES ACEVEDO; murió de meningitis y pesaba 40 kilos cuando se produjo el deceso. También vivía en El Espinillo, dependiente del municipio de Villa Río Bermejito.
-7-

Falleció APOLINARIO FERNANDEZ vivió en el Paraje Cabeza de Buey. Tenía tuberculosis y estaba desnutrido. Cuando murió fue confundido con Apolinario Domínguez, que vive en El Espinillo, también aborígen toba que sufre de tuberculosis y que presenta desnutrición antigua y aguda.
-8-

DORA LEIVA, de 45 años de edad, desnutrida, falleció en el hospital Güemes de Castelli. Compartió su internación con Mabel Pino Fernández, en la Sala I General de mujeres y otras pacientes que también fallecieron. Las visitamos en dicho hospital el sábado 7 de julio. Falleció por insuficiencia hepática y cardiaca. Recordamos que el Mal de Chagas es una gran endemia en la zona.
-9-

También falleció un recién nacido; la madre fue VIVIANA AGUILAR. Estaba desnutrida y tenía otras enfermedades que hizo inviable mantener con vida su hijo.
-10-

MARIA GARCIA, falleció a los 59 años. Arrastraba una vieja desnutrición asociada a la tuberculosis que padecía. Fue internada y dada de alta hospitalaria en varias oportunidades. Finalmente, murió de cáncer.
-11-

VICTORIO ELISEO, de 58 años de edad, falleció en el Hospital Carrillo de Roque Sáenz Peña. Estaba enfermo de tuberculosis y muy desnutrido. La última enfermedad [neumonía] le produjo falla multiorgánica y la muerte.
-12-

MARIA DEL CARMEN MOREIRA, vivió en el Paraje Pozo de la China, El Espinillo, dependiente del municipio de Villa Río Bermejito. Tenía 46 años. Murió en su rancho el 6 de agosto. Pasó por todas las enfermedades endémicas de la zona; finalmente falleció de cáncer, sin atención médica.
-13-

ISABEL ACOSTA, vivió en el Lote 65, dependiente del municipio de Miraflores. Falleció el 19 de agosto en el puesto sanitario de dicha localidad. Antes estuvo internada en el Hospital Güemes. Por muchos años estuvo enferma de tuberculosis y desnutrida.
Las primeras muertes de niños indígenas

El año 2007 arrancó con fallecimientos infantiles. El 23 de enero falleció Damaris López, toba de 11 meses. Permaneció internada varios días en el hospital Güemes de Castelli. Murió en el rancho de sus padres. La causa de muerte que figura en el acta de defunción es la diarrea, seguida de deshidratación. En realidad murió por ser pobre.

Un recién nacido murió en su casa el 21 de febrero. Falleció un día después de haber nacido. Este bebé aborigen, hijo de Adriana Avalos, madre adolescente de 15 años, nació prematuro. Pesó 2,400 kg. Al parto presentó severas dificultades; sin embargo fue dado de alta a las 24 horas. La joven mamá pertenecía al funesto universo de madres adolescentes de alto riesgo social.

El 28 de febrero falleció Amelia Ramírez, también en su rancho. Sus padres fueron Avelina Chávez y Alberto Ramírez. La niña falleció a los 13 meses, por la fatídica diarrea seguida de desnutrición y por problemas respiratorios. Al morir, pesaba 6,800 kg.

El 2 de marzo falleció un recién nacido; su mamá Vilma Segundo tenía 15 años. El parto fue prematuro, bajo un cuadro infeccioso. El fallecimiento se produjo en el hospital de Sáenz Peña.

El 8 de marzo de este año murió Daniel Prudencio Sosa, a los 9 meses. Al nacer pesó 3,380 kg. La madre, Irma Charole y el padre Daniel Sosa, vivían en el Paraje Legua 8 “C”. El bebé murió en el rancho de una tía.

El 17 de marzo falleció Ernesto Raúl Maidana, de 2 años de edad. También murió en su casa, ubicada en el Paraje El Colchón. Estaba desnutrido. La causa de muerte, la fatídica diarrea.

El 15 de abril murió un recién nacido de una semana de vida. Era hijo de Rosa Aranda, del Paraje La Sirena. El parto se produjo en el rancho. El bebé murió de sépsis neonatal.

Todas estas muertes produjeron durante los primeros cuatro meses de este año en un territorio con un radio de 50 kilómetros a la redonda, lo que refleja el rotundo fracaso de la política socio-sanitaria.

Fuente: http://www.centromandela.com.ar/news.html

Angelino pan y vino

A quien pueda interesar.

Short Prose

Poetry and Short Prose by Gabriela Marie Milton 2019 Author of the Year at Spillwords Press and Author of Passions: Love Poems and Other Writings

Nature,science,health,engineering

Distinguished reader selectively reads

Cricket Vikas

Let's Discuss Cricket

Marc J. Mellado

contacto: lunesenlesbos@gmail.com

il Blog

il Blog

A Voice from Iran

Storytelling, short stories, fable, folk tales,...

Banter Republic

It's just banter

Mr. NahasFinance

Today's generation is financially illiterate, so I am going to attempt to change that one person at a time.

entre conversas e flores

o que é a vida senão um conjunto de pequenas histórias?

Amor e um pouco mais

Esse é um pedaço do meu mundinho que abro a todos que quiserem compartilhar experiências, visões de vida, felicidades e tristezas, amores e amizades, enfim, tudo aquilo que o coração mandar falar. Aqui você vai encontrar amor e um pouco mais ♡

ore de drum

impresii de călătorie, artă, cultură, spiritualitate, gastronomie, vinuri

The Eternal Words

An opinionated girl penning down her thoughts.🌸❤

almerighi

amArgine come sempre

Artliteral

Contos, pensamentos e cronicontos

e-Paper Poetry of Vinx

Talking to myself through poetry #Poems #Songwrites

Mundo Relatos

Narrativa, análisis literarios e informes de lectura cero

Messages from Spirit

Silver Birch was a spirit guide who spoke through Maurice Barbanell (1902-1981), founder and editor of the Psychic News of London , England

Shreya

The more I explore, the more I know. The more I know, the more I realise I don't know.

Odyssey

Bringing Stories to Life

Mensensamenleving.me

Mensen maken de samenleving en nemen daarin een positie in. Deze website geeft toegang tot een diversiteit aan artikelen die gaan over 'samenleven', belicht vanuit verschillende perspectieven. De artikelen hebben gemeen dat er gezocht wordt naar wat 'mensen bindt, in plaats van wat hen scheidt'.

Color My World

living, loving, learning, leaving a legacy

Adelina Mărieş - design

picturi, schite, desene, idei semnate Adelina Maries

AR. MOHSIN SHEIKH

Architecture & everything around it.

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

Ennyblog

Writing stories & poetry about Hope, Love & Freedom to feel free.

Yolanda - "Det här är mitt privata krig"

Kreativ text, annorlundaskap, dikter, bipolaritet, aspergers syndrom, samhällsdebatt

Tertulias literarias

Lugar de encuentro para aficionados a la literatura.

El REFUGIO DE MIS SUEÑOS

HAY UNA PUERTA QUE NOS EMPUJA AL SILECIO Y UNA ROSA QUE QUIERE COMERSE SUS ESPINAS🌹

Carmencita y sus letras

Actitud positiva en mi contenido. No olvides que la prioridad eres tu.

. . .

love each other like you are the lyric to their music

El puño de Norwill

Un golpe de letras para volarnos la cabeza...

Lluís Bussé

Barcelona's Multiverse | Art | Culture | Science

Meteoedu

Amanece un nuevo dia

Drés

Escritos

Perception

Until I know this sure uncertainty, I'll entertain the offered fallacy.

Awilda Castillo

Desde mi corazón... esta soy yo

StarlitDen

Illustration, Concept Art & Comics/Manga