Espiritualidad: El taxista

 001.jpg

 Hace veinte años, yo manejaba un taxi para vivir. Lo hacía en el turno nocturno y mi taxi se convirtió en un confesionario móvil. Los pasajeros se subían, se sentaban atrás de mí en total anonimato, y me contaban acerca de sus vidas. Encontré gentes cuyas vidas me asombraban, me ennoblecían, me hacían reír y me deprimían. Pero ninguna me conmovió tanto como la mujer que recogí en una noche de agosto.Respondí a una llamada de unos pequeños edificios en una tranquila parte de la ciudad. Asumí que recogería a algunos saliendo de una fiesta, o alguien que había tenido una pelea con su amante o un trabajador que tenía que llegar temprano a una fábrica de la zona industrial de la ciudad.

Cuando llegué a las 2:30 a. m. el edificio estaba oscuro excepto por una luz en la ventana del primer piso. Bajo esas circunstancias, muchos conductores sólo hacen sonar su claxon una o dos veces, esperan un minuto, y después se van.

Pero yo he visto a muchas personas empobrecidas que dependen de los taxis como su único medio de transporte. Aunque la situación se veía peligrosa, yo siempre iba hacia la puerta. Este pasajero deber ser alguien que necesita de mi ayuda, razoné para mí.

Por lo tanto caminé hacia la puerta y toqué “un minuto”, y respondió una frágil voz. Pude escuchar que algo era arrastrado a través del piso, después de una larga pausa, la puerta se abrió. Una pequeña mujer de unos ochenta años se paró enfrente de mí. Ella llevaba puesto un vestido floreado, y un sombrero con un velo, como alguien de una película de los años 40’s. A su lado una pequeña maleta de nylon.

El departamento se veía como si nadie hubiera vivido ahí durante muchos años. Todos los muebles estaban cubiertos con sábanas, no había relojes en las paredes, ninguna baratija o utensilio. En la esquina estaba una caja de cartón llena de fotos y una vajilla de cristal.

Repetía su agradecimiento por mi gentileza. “No es nada”, le dije. “Yo sólo intento tratar a mis pasajeros de la forma que me gustaría que mi mamá fuera tratada”. “Oh, estoy segura de que es un buen hijo”, dijo ella.

Cuando llegamos al taxi me dio una dirección, entonces preguntó: “¿Podría manejar a través del centro?”. “Esto no es el camino corto”, le respondí rápidamente. “Oh, no importa”, dijo ella, “No tengo prisa, estoy camino del asilo”. La miré por el espejo retrovisor, sus ojos estaban llorosos. “No tengo familia”, ella continuó, “el doctor dice que no me queda mucho tiempo”.

Tranquilamente alcancé y apagué el taxímetro. “¿Qué ruta le gustaría que tomara?”, le pregunté. Por las siguientes dos horas manejé a través de la ciudad. Ella me enseñó el edificio donde había trabajado como operadora de elevadores.

Manejé hacia el vecindario donde ella y su esposo habían vivido cuando ellos eran recién casados. Ella me pidió que nos detuviéramos enfrente de un almacén de muebles donde una vez hubo un salón de baile, al que ella iba a bailar cuando era niña.

Algunas veces me pedía que pasara lentamente enfrente de un edificio en particular o una esquina y veía en la oscuridad, y no decía nada. Con el primer rayo de sol apareciéndose en el horizonte, ella repentinamente dijo “Estoy cansada, vámonos ahora”.

Manejé en silencio hacia la dirección que ella me había dado. Era un edificio bajo, como una pequeña casa de convalecencia, con un camino para autos que pasaba bajo un pórtico. Dos asistentes vinieron hacia el taxi tan pronto como pudieron. Ellos eran muy amables, vigilando cada uno de sus movimientos.

Ellos debían haber estado esperándola. Yo abrí la cajuela y dejé la pequeña maleta en la puerta. La mujer estaba lista para sentarse en una silla de ruedas. “¿Cuánto le debo?”, ella preguntó, buscando en su bolsa. “Nada”, le dije. “Tienes que vivir de algo”, ella respondió. “Habrá otros pasajeros”, yo respondí. Casi sin pensarlo, me agaché y la abracé.

Ella me sostuvo con fuerza, “Le diste a una vieja mujer un pequeño momento de felicidad”, ella dijo. “Gracias”.

Apreté su mano, entonces caminé hacia la luz de la mañana. Atrás de mí una puerta se cerró, fue un sonido de una vida concluida. No recogí a ningún pasajero en ese turno, manejé sin rumbo por el resto del día.

No podía hablar, ¿Qué habría pasado si a la mujer la hubiese recogido un conductor malhumorado o alguno que estuviera impaciente por terminar su turno?, ¿Qué habría pasado si me hubiera rehusado a tomar la llamada, o hubiera tocado el claxon una vez, y me hubiera ido?

En una vista rápida, no creo que haya hecho algo más importante en mi vida. Estamos condicionados a pensar que nuestras vidas están llenas de grandes momentos, pero los grandes momentos son los que nos atrapan bellamente desprevenidos, en los que otras personas pensarán que sólo son pequeños momentos.

La gente tal vez no recuerde exactamente lo que hiciste o lo que dijiste… pero siempre recordarán cómo los hiciste sentir…

“Conserva el recuerdo del perfume de la rosa y fácilmente olvidarás que está marchita…”

Gentileza, Marian Benedit

Garcita's Blog

Just another WordPress.com weblog

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

"¿ASÍ QUE QUIERES SER ESCRITOR?"

elblogdelur

locuras, corduras, en fin... de todo un poco...

Vultureşti

Auf einmal ist alles relativ

Marcial Rafael Candioti IV - Mi Legado: Humanidad, Solidaridad, Independencia, Libertad: sin Concesiones para Publicar Noticias -

Noticias Destacadas de toda naturaleza - Espiritualidad - Solidaridad - Independencia - Un Blog sin Ideologias ni Religiones, y que es respetuoso de todas.

DERRIBANDO EL MURO

Rompiendo el Paradigma

AURI

Un sitio virtual abierto a toda persona que de alguna forma desea Despertar en su Ser interior al Dios Único, Universal, a través de la Luz de sus mensajeros, los Ángeles, energías de Luz, virtudes, …. o como bien los queramos llamar.

miguel grattier

fotografìas

Dulce despertar

"El destino está ansioso por desposarme y la muerte es mi regalo de bodas."

jositoscorner

Just another WordPress.com site

El Fondo de la Copa

El blog del desarrolo personal y las ideas

Huellas en mi alma

El blog personal de Ema

Descubriendo un verdadero amor...

Isla Del Amor-Amor Libre

MAR INSIDE

POR UN MUNDO MEJOR

melbag123

En este lugar deseo compartir los relatos sobre lo que me inspira, toca mi alma y mi corazón

Como Flor Profusa...

Donde la mujer, la flor y la verdad se encuentran...

Emociones Encadenadas

Emociones que se encadenan, unas tras otras. Encadenadas emociones que te atrapan, que te colapsan, que te impulsan y te hacen reaccionar...

EL ECO DE TUS PALABRAS

"Todo cuanto me llegue yo tambien lo haré llegar"

El Blog de Joaquín Sarabia

Pensamientos Libres

aspirante a loco

la cruda realidad... con vestidos de ficción

El alma al viento

El amor es a veces cruel, !pero ama siempre!

SIN PARADIGMAS

Debemos romper paradigmas si es necesario, hacer que aquello que los demás creen imposible sea posible.

Un gato en el año del tigre

Mi gato ahora maúlla para siempre.

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

tuentreunmillon's Blog

Un trocito de mi

Julia Ojidos

Escribe historias que te hagan soñar

Estate un rato (EUR) | Stay awhile (SA)

Interesantes posts de diversos temas.| Interesting posts on various topics

Los Sueños de Lehahiah

Just another WordPress.com site

Gobierno de Saint Tèrriéns

Gobierno que satiriza a la Comunidad Internacional

la eternidad se nos acaba...

fotografía, poesía, viajes, literatura...

Elizabeth Cárdenas - Writer/Escritora

"The role of a writer is not to say what we all can say, but what we are unable to say." Anais Nin "El papel de un escritor no es expresar lo que todos podemos expresar, sino lo que somos incapaces de expresar." Anais Nin

Reiki es salud, Reiki en Valencia

Reiki Usui Japonés por Cristina Cañizares

Un Lugar para isabel

El cine es vida ¡vive el cine!

franciscojaviertostado.com

Historia, medicina y otras artes...

El Ático del Alma

Tu corazón es libre ten el valor de escucharlo

Pandemia No Hay Ninguna: ¡Detengan La Vacuna!

La pandemia es un alarde y la vacuna es un fraude

Espacio de Liliana

Just another WordPress.com site

DENTRO DE MIS SUEÑOS...

... ¿Quieres seguírme?...

Las Letras Inquietas de un Escritor Novel

Un espacio para dar a conocer novedades literarias y más...

Javier GM Photography - México y más.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 302 seguidores