Mensajes de Reflexion – Mensajes Positivos: No envenenes los pensamientos

 UTILIZADO00015

 

Todo dueño de restaurante está en guardia contra la intoxicación alimentaria. Sólo harían falta dos casos de la misma para que sus clientes dejaran de ir a su establecimiento.


Tenemos leyes para proteger al público contra cientos de venenos que afectarían el cuerpo. Ponemos -o debemos- poner los venenos en la parte superior de los estantes de manera que los niños no tengan acceso a ellos. Hacemos lo que sea necesario a fin de evitar que se envenene el cuerpo. Y es bueno que lo hagamos.
Hay, sin embargo, otra clase de veneno que tal vez sea un poco más insidioso, el veneno del pensamiento, comúnmente llamado «chisme».
Es veneno es sutil, pero muy potente. Reduce el tamaño de nuestro pensamiento al obligarnos a concentrarnos en pequeñeces, en cosas sin importancia. Tuerce y retuerce nuestro pensamiento sobre la gente, porque se basa en una distorsión de los hechos, y crea un sentimiento de culpabilidad que se revela cuando estamos en torno a la persona de quien hemos contado chismes.
El veneno del pensamiento es de un 0% por ciento de pensar bien y el 100% de pensar mal. Contrariamente a la opinión de muchos, la mujer no tiene la exclusividad sobre los chismes. También muchos hombres viven a diario en un ambiente parcialmente envenenado.
La conversación es una parte importante de nuestro medio ambiente psicológico. Algunas conversaciones son sanas. Animan. Te hace sentir como si estuvieras tomando un paseo en el cálido sol de un día de primavera. Algunas conversaciones te hacen sentir como un ganador. Pero otras conversaciones son más como caminar a través de un tóxica, nube radiactiva. Te ahogan. Te hacen sentir mal. Te convierten en un perdedor.
Hay muchos aspectos del chisme, pero de esto puedes estar seguro: todos son malos.
En palabras de un gran sabio: “Eres el amo de tu lengua, pero yo también soy el amo de mis oídos”. Consejo prudente: ¡Aléjate de los chismes!
Aquí hay algunas buenas razones para que nunca más cuentes chismes ni traiciones:
Nº 1. Te hacen ver muy mal.
Cuando alguien habla mal de otra persona a sus espaldas, no dice nada sobre la persona a quien se refiere, pero sí dice mucho de su propia necesidad de ser sentencioso. Alguien que ataca a otro hablando mal a sus espaldas es una persona falsa. Dudo mucho que alguien que te cuente un chisme acerca de alguien diría eso mismo si esa persona se encontrara presente. Eso es un mal ejemplo de lo que es la amistad o la integridad.
Nº 2. Va a crearte problemas.
Además de ser algo mezquino e injusto que te hace quedar mal, es importante que te des cuenta de que además los chismes te crean otros problemas. Te causan estrés, ansiedad y otros sentimientos negativos.
Nº 3. Pierdes mucho respeto.
Es absolutamente previsible que si traicionas a alguien y cuentas chismes de esa persona, perderás el respeto y la confianza de aquellos a quienes les cuentes todo eso. Recuerda, la mayoría de aquellos a quienes les cuentes eso son sus amigos o colegas. Incluso si parece que disfrutan lo que les dices, y aunque ellos también están participando en el chismorreo, en el fondo siempre sabrán que eres capaz de chismosear y de traicionar. Lo han visto de primera mano. Es inevitable que se pregunten: «Si va a hablar de alguien a sus espaldas, no será capaz de hacerme lo mismo?» Es más, saben que así es.
La prueba del chisme:
Si quieres estar seguro de que no cuentas un chisme, si quieres evitarlo, sigue esta regla de oro: si no lo dirías en presencia de esa persona, cara a cara, entonces no lo digas en absoluto. Así sabrás que no divulgas chismes.
Un proverbio dice:
«Quien te cuenta un chisme también chismeará sobre ti.» Así que no sólo está ese amigo contaminando tu medio ambiente espiritual y psicológico; lo más probable es que también le esté contaminando el medio ambiente de alguien más con los chismes que cuente sobre ti. Nada agradable.
Ahora mismo podemos sabotear los chismes. Niégate a que las fugas de tuberías de ese gas sigan contaminando nuestra atmósfera. No puedes controlar la duración de tu vida. Lo que sí está en tus manos es su amplitud, profundidad y altura.
Gentileza, Regina Cardona Cortina 

FUENTE: VIDA POSITIVA







About these ads

Una respuesta

  1. Saludos. Totalmente de acuerdo con lo que dices. Es muy importante no criticar, no condenar y no quejarse para mejorar. En mi blog también trataré temas de desarrollo personal además de salud y solidaridad. La semana próxima comenzaré a redactar. De momento puedes visitar:

    http://www.itsmyownworld.wordpress.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 215 seguidores

%d personas les gusta esto: